Cuatro aplicaciones que cambiarán el turismo para siempre

Cuatro aplicaciones que cambiarán el turismo para siempre

La realidad virtual, los Bitcoins, mesas de restaurante digitales y suites inteligentes

Ignasi Jorro

Barcelona

27/02/2015 - 13:38h

Vista de una de las habitaciones inmersivas de Broomx

Las tecnologías de la información ya han empezado a cambiar los viajes de ocio o negocios para siempre. Con el uso de móviles, ordenadores o tablets, la experiencia vacacional se vuelve portátil e interactiva. Ahora, start-ups y empresas españolas se afanan para subir al siguiente nivel: el Internet interactivo y experiencial. La feria Mobile World Congress presenta a cuatro de ellas en Barcelona.

1. Descodificar el 'skyline' de una ciudad. ¿Qué es aquella catedral con cuatro puntas en Barcelona? ¿Qué son aquellas dos torres negras que se divisan en la Plaza de Castilla de Madrid? Avanade ayuda al turista a entender el paisaje de la ciudad que visita. Con el uso de una aplicación en una tablet, el visitante escanea el skyline y obtiene información de los puntos clave del destino. Después, la tecnología descarga la información al dispositivo del usuario y le indica cómo llegar al monumento o punto de interés.

Image and video hosting by TinyPic

2. Pagando el cóctel del hotel con el móvil. Basta de sufrir por la billetera o de mirar a uno y otro lado en busca de carteristas al acecho. La start-up española BTCPoint está detrás de la decena de cajeros de Bitcoins que hay en España. "En la máquina se cambian euros reales por Bitcoins. Después, se puede pagar en cualquier punto del hotel, o contratar y pagar servicios directamente desde el móvil", explica un representante de la joven empresa.


3. El fin del papel en el restaurante... y mucho más. DigaliX propone una mesa de restaurante digital en la que se piden los platos y bebida, se puede leer la prensa, chatear con otras mesas o tener entretenidos a los niños con juegos interactivos. La 'Multitouch Table', además, permite pagar desde la mesa, dividir la cuenta entre comensales o llamar al camarero con total discreción. "Es interactivo y bebe de la tactilidad, concepto que ya está muy extendido", señala un portavoz de la empresa.



4. Dormir con vistas a la tierra o en mitad de un terremoto. La smartroom de Broomx cambiará para siempre las aburridas habitaciones de hotel. La firma barcelonesa propone una suite en la que se vive una experiencia tecnológica e interactiva: muros que proyectan escenas, control de luz y temperatura o proyecciones videomusicales son algunas de las opciones. Y todo ello, por supuesto, ajustable desde el móvil.