Desbandada en la cúpula de Edreams en plena crisis laboral

Desbandada en la cúpula de Edreams en plena crisis laboral

Tres directivos abandonan la tecnológica en pocos meses mientras la plantilla prepara una nueva huelga

Carles Huguet

Barcelona

21/03/2016 - 01:20h

Trabajadores de eDreams en el metro de Madrid

La reciente mudanza no aplaca el conflicto laboral en Edreams. La tecnológica anunció en agosto el abandono del World Trade Center para trasladar la división de vacaciones a la Zona Franca y la 'International Network' a la calle Bailén. La separación y las nuevas oficinas están lejos de calmar los ánimos. El descontento de la plantilla se une al de los directivos, que abandonan la compañía de forma paulatina.

En apenas seis meses, tres ejecutivos de peso han dejado la agencia. Pablo de Porcioles, director de negocio; Andreas Schräder, director internacional; y Juan Uribe, director de productos vacacionales; han puesto rumbo a Minube, Fareportal y Bemate, respectivamente.

"Les han invitado a salir por no cumplir los objetivos", explican los trabajadores. La sociedad no desmiente la noticia, pero matiza: "Como multinacional, es habitual que haya cambios de personal a todos los niveles con el objetivo de contratar profesionales cualificados, con talento y experiencia para ejecutar la estrategia iniciada el año pasado".

Descontento en la cúpula

No es el único. "Ahora ya se puede decir, en las reuniones mantenidas con la nueva dirección, ellos aseguran sin tapujos que al fundador, Javier Pérez-Tenessa, también se le abrió la puerta por no alcanzar las metas marcadas", añaden fuentes sindicales. Preguntado por 02B, el directivo opta por guardar silencio.

Si Permira y Ardian, los dos fondos de capital riesgo que poseen el 51% de la compañía, no están contentos, los altos ejecutivos tampoco. "El año anterior no se cobró el bono y el plan de fidelización -otro ingreso extra- va ligado al precio de la acción, que está en 1,940 euros cuando el objetivo es llegar a los cuatro euros", explica una persona vinculada a la dirección. Lo más probable es que en las próximas semanas haya nuevas salidas, asevera.

"La plantilla tampoco cobró los incentivos el año pasado", lamentan desde Comisiones Obreras. Este ejercicio, que termina el 31 de marzo, Edreams ha vuelto a los números negros. Pese a que nadie les ha comunicado nada, son un poco más optimistas para 2016.

Camino de una segunda huelga

El pasado lunes, el personal del centro de llamadas que atiende a los clientes de Opodo y Go Voyages convocó una huelga. Con un seguimiento del 80%, la protesta afectaba a unas 60 personas y se centraba en "la excesiva carga de trabajo" que debían soportar tras el cierre de dos sedes en Francia, en 2013 y 2014. 

Además, las consultas llegan ahora filtradas de otro call center en Marruecos. El cobro de la comisión por cliente es mucho más difícil. "A Barcelona sólo llegan los usuarios con problemas más difíciles de solucionar, que exigen más tiempo a los teleoperadores", denuncian.

Edreams asegura haber presentado "una serie de propuestas al comité de empresa para llegar a un entendimiento ante la reciente reivindicación". Los sindicatos, en cambio, lamentan que la empresa "no baja del burro". Por ello, durante esta semana se reunirán para convocar nuevos paros "en los que se verán implicados más departamentos", amenazan.

Resultados al alza

El actual consejero delegado de la puntocom, Dana Dunne, lo reconoció en las páginas de Expansión el pasado mes de julio: "No puedo controlar la bolsa pero sí nuestra rentabilidad". En los primeros nueve meses del ejercicio, la agencia de viajes ha registrado unos beneficios de 6,5 millones de euros. Un revolcón a los 7,5 millones en pérdidas del año anterior a estas alturas.