Destinia gana la batalla legal a la Organización de Consumidores

Destinia gana la batalla legal a la Organización de Consumidores

La Dirección General de Turismo desestima la denuncia por el cobro de gastos por tarjeta de crédito

02B

Barcelona

29/02/2016 - 14:03h

Amuda Goueli, CEO de Destinia.

El conflicto de los recargos en los billetes de avión vive un nuevo capítulo. Agencias de viajes y aerolíneas se pasan la pelota sobre quién es el responsable del incremento de precio que aparece a última hora cuando se compra un pasaje por internet. La cosa empieza a aclararse. La Dirección General de Turismo de la Comunidad de Madrid considera que Destinia es sólo un intermediario y no es responsable de los sobrecostes.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) interpuso una denuncia por "cobrar un recargo por el pago con tarjeta y no informar así al consumidor del precio total de los servicios solicitados en su página". Ahora, la autoridad delimita que "no se ha podido acreditar de forma fehaciente que se diera la infracción de la norma turística". La causa ha quedado sobreseída.

Los recargos, de las aerolíneas

Ricardo Fernández, responsable del departamento legal de Destina, defiende que la tecnológica está adaptada a los cambios normativos. "No es la agencia la que cobra el pasaje, es la aerolínea low-cost la que decide aplicar un recargo por el uso de tarjeta de crédito y nosotros somos una mera intermediaria", advierte.

Como explicó 02B en agosto, hasta seis aerolíneas hinchan el precio de los billetes, según el comparador Kelisto. Se trata de Ryanair, Easyjet, Jet2, Norwegian, Air Europa y Air Berlin. El problema es que mientras la ley española lo prohíbe, la normativa europea autoriza a repercutir los costes bancarios en el cliente.