Destinia lidera la guerra de las agencias de viajes contra IATA

Destinia lidera la guerra de las agencias de viajes contra IATA

Las compañías se enfrentan a la Asociación Internacional de Transporte Aéreo tras ser demandandas por la administradora concursal de Spanair

Carles Huguet

Barcelona

05/05/2016 - 22:24h

Amuda Goueli, CEO de Destinia.
Cuatro años después, la quiebra de Spanair todavía colea. Si el lunes era la Audiencia de Barcelona quien eximía de culpa al consejo por el crack de la aerolínea catalana, el jueves, 25 agencias de viajes lideradas por Destinia protestaban por la demanda que ha presentado la administradora concursal para reclamarles 740.192 euros de 5.238 billetes vendidos que jamás se disfrutaron. 

02B ha tenido acceso a la demanda firmada por la procuradora, que intenta acreditar "que ninguna de las intermediarias tenía derecho a apropiarse ninguna cantidad de Spanair", ni tan siquiera de pasajes adquiridos que no llegaron a comercializarse y que fueron devueltos a los usuarios. Para ello, se ampara en la Ley Concursal y en el contrato de agencias de viajes de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA).

En frente, la Ley de Consumidores

Los operadores afectados proceden de Dinamarca, Noruega, Suecia, Bélgica, Francia, Alemania y España. En su defensa esgrimen la Ley de Consumidores y el Código Civil. "El 99% de los casos eran reservas de viaje combinado por lo que la ley obliga a las devoluciones", ha explicado Mónica Prieto, responsable comercial de Destinia -a la que exigen 11.000 euros-.

Las cifras reclamadas oscilan entre los 143.736 euros por la venta de 800 billetes a 3.796 por la de 22. "Devolvimos ese dinero a los clientes porque era suyo, y volveríamos a hacerlo digan lo que digan las reglas del juego de la IATA", prosigue la ejecutiva. Mientras, en la demanda, se pone en duda dicho pago. "No hay evidencia de ello", repite constantemente el texto jurídico.

Una ley injusta

En la misma línea se pronuncia Rafael Gallego, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes. "Urgimos a un cambio de esta legislación que consideramos abusiva, sin legitimidad y a todas luces injusta", ha exclamado. El convenio con la IATA está en entredicho.

Pero el directivo ha añadido más leña al fuego y ha disparado también contra la Ley Concursal: "Este texto es abusivo en el ámbito turístico porque va claramente en contra de los consumidores y de las agencias". Y contextualiza: "Tanto en Spanair como en los casos de Air Comet y Air Madrid, los únicos que han asumido la responsabilidad de resarcir a los consumidores han sido las agencias de viajes".

4 años de retrasos en el pago

La letrada lamenta que los teóricos pagos lleven desde febrero de 2012 sin abonarse. Como defensa aporta una nota de prensa, del 29 de enero, en la que asegura que Spanair "ultima un acuerdo con la IATA" para facilitar el reembolso de los billetes. 

Durante las 80 páginas de extensión de la demanda, se repite la misma idea como un martillo: "El importe correspondiente a las ventas anteriores a la fecha de la suspensión -28 de enero de 2012- deberá ser liquidado directamente por la compañía aérea".

Echar la culpa a Spanair

Para la procuradora, la receta a aplicar ante las reclamaciones de los clientes perjudicados es una dosis de reparto de culpas. "Deberían haberse remitido a los pactos acordados con Spanair y por los cuales quedaban exoneradas de toda responsabilidad", escribe. No sólo eso, "Actuaron de manera completamente contraria al pacto que tenían acordado y a las instrucciones que recibiendo, apropiándose del dinero negándose a reembolsarlo a su legítima y única propietario", dispara. 

Según la administradora concursal, esta actuación ha situado a los usuarios y agencias en una posición de ventaja frente al resto de acreedores. El camino a seguir: Reembolsar el dinero a Spanair y que la aerolínea lo hiciera llegar a los frustrados viajeros.