Díaz Ferrán vendió sus pisos de lujo en pleno concurso de Marsans

Díaz Ferrán vendió sus pisos de lujo en pleno concurso de Marsans

Estados Unidos sigue el rastro a los siete millones que una empresa china pagó por dos inmuebles en Nueva York

Díaz Ferrán | EFE
Gerardo Díaz Ferrán vendió dos pisos de lujo en agosto de 2012. La operación supuso que el dueño de Grupo Marsans ingresara siete millones de euros a los que se ha perdido el rastro. La transacción, según las sospechas del juez Eloy Velasco, se fraguó para ocultar el patrimonio del empresario turístico y evitar que le embargaran. De momento, continúa en prisión preventiva con una fianza de 10 millones.

Los inmuebles son dos viviendas de alto standing ubicadas en la zona noble de Nueva York (Estados Unidos-EEUU). Según las autoridades judiciales estadounidenses, los compradores fueron una empresa, Kimara Holding, y un ciudadano chino, Shu Hui Iu. Díaz Ferrán adquirió ambas viviendas en 2007, informa El Confidencial. El mismo diario argumenta que una de las viviendas mantenía cargas hipotecarias que los compradores retrajeron del precio pagado.

Con la ayuda de su hija

La hija de Díaz Ferrán, Marta, que figura como responsable de las filiales en el país del grupo turístico –Holdisan Central Park y Holdisan Inversiones New York—, habría mediado con los compradores el pasado verano para cerrar la operación. Por ahora, Marta no está imputada en la operación Crucero. Su hermano sí comparte la misma situación judicial que Díaz Ferrán.

EEUU busca esos siete millones para embargarlos hasta que Velasco decida si el dueño de Marsans es responsable de la mayor quiebra turística en España y, por lo tanto, debe responder con su patrimonio. El ex presidente de la patronal CEOE sostiene que es insolvente. De hecho, esta misma semana ha reclamado la libertad sin condiciones “porque nadie en España cree que pueda huir”.