Diferen-t: tradición renovada junto a la Cibeles

Diferen-t: tradición renovada junto a la Cibeles

Lleva sólo dos meses abierto, pero ya apunta maneras gracias a una carta tradicional que hace guiños a presentaciones vanguardistas

Ángel Marqués de Ávila

Madrid

27/02/2016 - 22:25h

Uno de los platos del Diferen-t.

El restaurante Diferen-t , situado en pleno corazón de Madrid, entre la Cibeles y la Puerta de Alcalá, sorprende al primer golpe de vista por su moderna decoración, cuidada iluminación y apetecible carta.

Tras atravesar el jardín vertical de la entrada descubrimos una zona más informal con mesas altas, zona de barra y snack bar, donde se puede disfrutar de platos variados, tapas y medias raciones. Dos amplios comedores completan el espacio, manteniendo recuerdos en sus paredes del que fuera un lugar emblemático y tradicional, La antigua cervecería de Correos, donde se reunían los poetas de la Generación del 27.

Las sugerencias de Daniel Muñoz

A cargo de los fogones de este nuevo proyecto está el chef Daniel Muñoz, que apuesta por una cocina de mercado basada en productos frescos, de temporada y de alta calidad. La carta, aunque corta, ofrece platos clásicos, saludables y sin sorpresas; sugerencias también aptas para intolerancias alimentarias que van variando cada mes; y varios guisos de cuchara, como la fabada, el cocido, las lentejas y los callos madrileños.

Para conocer su cocina probamos el guacamole con chips de yuca, bien elaborado y generoso; las anchoas del Cantábrico "00"; y el pulpo a la plancha con parmentier de patata y pimientos de la Vera, que debería haberse cocido menos. Proseguimos con unos tirabeques salteados con rabanitos y eneldo, para mi gusto demasiado al dente; y con un bacalao con crema fina de ajos y chips de puerro, que estaba en su punto de sal y fino sabor.

Postres y vino

En los postres nos decantamos por un surtido de cremoso de chocolate con crumble de avellana y gominola de frambuesa, y un soufflé de pistacho con helado, en este caso sin helado y con chocolate que no nos gustó. Para acompañar los platos optamos por Las Retamas de El Regajal 2013 de Madrid, un tinto envejecido 10 meses en barrica de roble francés, de uva tempranillo, cabernet sauvignon, merlot y syrah. De sabor en boca jugoso  y fresco.

Detrás de Diferen-t está un empresario francés que cuenta con numerosos hoteles, balnearios y otros establecimientos en Francia, y que ahora ha decidido comenzar una nueva aventura gastronómica en España. Espera que este restaurante sea el primero de varios y su intención es que todos dispongan de una ubicación muy céntrica y con buena comunicación.

La gente que acude es muy diversa, jóvenes que picotean algo, parejas en las cenas, turistas que disfrutan con las medias raciones en la barra… El equipo señala que tanto los vecinos como los ejecutivos de la zona son los que más aprovechan la carta, combinando los desayunos tradicionales con los menús del mediodía, a muy buen precio.