Dray Martina, un local multiusos que marca tendencia en Madrid

Dray Martina, un local multiusos que marca tendencia en Madrid

Ideal para comer, para tomar unas copas o para celebrar una fiesta

Muud Mag

Madrid

18/12/2015 - 20:15h

El comedor del Dray Martina.

¿Buscando un lugar fresco, distinto y sorprendente donde comer y pasar una agradable velada? ¿Buscando un restaurante realmente cool? Es el Dray Martina y está en Madrid, en el barrio de las Salesas. El nuevo local que han inaugurado hace poco los propietarios de otro conocido restaurante, el Maricastaña, y del estudio de interiorismo Madrid in Love, con José Luis Medina a la cabeza.

El ambiente es relajado, divertido y ameno. El carácter es el de un espacio moderno, global y cosmopolita, y a la vez algo retro. ¡Justamente lo que estás buscando! Está de moda. Fíjate bien cuando vayas, casi seguro que ves a algún famoso en una de las mesas cercanas.

Cocina creativa y sorprendente

La cocina del Dray Martina es creativa y sorprendente, aúna la modernidad con la tradición de la gastronomía mediterránea. Para tomar el desayuno, el brunch, el almuerzo, la merienda, la cena o un tentempié fuera de horas. Está abierta todo el día. No te pierdas la mesa de los postres, con los dulces y las tartas caseras.

Las macetas son todo un icono del local. De diferentes tipos y tamaños, los cactus resultan ideales dentro del espacio más retro del local: el salón interior, donde el mobiliario, los tapizados e incluso las fotos y los libros que llenan las estanterías reproducen el estilo de algunas décadas atrás.

Local espectacular

El Dray Martina tiene dos plantas. La de arriba cuenta con la sala principal y la interior. La de abajo se utiliza como salón multifuncional. Para decorar el local se rescataron algunos materiales de derribo y se adquirieron piezas de diversa procedencia. Siempre priorizando los materiales naturales, entre los que destacan la madera y el mimbre. Paredes de obra y otras revestidas de madera conviven con grandes ventanales y muchos espejos que ofrecen interesantes efectos visuales. Los resultados son espectaculares: un interiorismo cuidado al mínimo detalle.

La iluminación es una obra de arte en sí misma: lámparas hechas con cestas mimbre, otras de diseño, originales apliques confeccionados con curiosos objetos e incluso una instalación realizada entre ramas de olivo. 

En el piso de abajo, el salón multifuncional cambia constantemente de aspecto. Aquí puedes cenar una noche, o tomar unas copas en otra ocasión, o incluso asistir a una fiesta. Y la decoración se adapta a cada momento, a cada temporada y a cada circunstancia. ¡Genial idea!