Edreams amansa a los directivos con un nuevo plan de incentivos

Una de las oficinas de Edreams Odigeo. | Europa Press

Edreams amansa a los directivos con un nuevo plan de incentivos

La tecnológica intenta evitar las constantes fugas de talento y pretende atraer "directivos de calidad"

EUROPA PRESS

MADRID

13/09/2016 - 11:56h

Las aguas bajaban revueltas en Edreams Odigeo. Los directivos lamentaban el deficiente plan de incentivos, vinculado al precio de la acción, que había comportado varias fugas a otras empresas. Ahora, la tecnológica ha reaccionado y ha aprobado un nuevo plan de incentivos a largo plazo para directivos (LTIP, sus siglas en inglés), con el objetivo de continuar atrayendo y reteniendo "directivos de calidad" y alinear los intereses de estos con los accionistas, informa la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Esta LTIP tendrá una duración de cuatro años y se ha diseñado para entregar las acciones coincidiendo con la publicación de los resultados financieros, entre agosto de 2018 y febrero de 2022. El nuevo plan se ha divido a partes iguales entre los derechos sobre acciones de rendimiento (PSR, sus siglas en inglés) y acciones restringidas (RSU, sus siglas en inglés), sujetas a lo directivos empleados en el momento del ejercicio de los derechos sobre acciones.

Este estará basado en el rendimiento operativo y vinculado a unos objetivos financieros y estratégicos rigurosos. Su finalidad es contribuir a que los directivos se puedan centrar en alcanzar dichas metas estratégicas y financieras a largo plazo. Uno de los beneficios señalados por la compañía será generar valor empresarial en el largo plazo al simplificar la administración de los intereses de directivos y accionistas, así como la armonización de los mismos.

La máxima dilución esperada, sujeta al ejercicio y liquidación de los derechos sobre acciones de rendimiento y de las acciones restringidas representaría, si los derechos se ejercen en su totalidad, sería de un 6,32% del capital social emitido de la empresa, durante un periodo de cuatro años y, por lo tanto, un 1,58% del promedio anual del total emitido, sobre una base totalmente diluida.

La dilución esperada --que considerará la tasa de rotación y la consecución de rigurosos objetivos financieros y estratégico-- para todos los PSR y RSU desde la salida a Bolsa es del 1,1% de media anual durante un periodo de ocho años.