eDreams deja en la cuerda floja el bono anual a sus empleados

eDreams deja en la cuerda floja el bono anual a sus empleados

La compañía informa vía correo electrónico que difícilmente alcanzará los 95 millones de Ebitda, objetivo del año

Gabriel Trindade

Barcelona

27/04/2015 - 22:22h

Dana Dunne, consejero delegado de eDreams

eDreams cerrará ejercicio por debajo de sus expectativas. La agencia de viajes on line ha anunciado a sus trabajadores que el bonus anual se encuentra en la cuerda floja y lo más probable es que por primera vez en su historia no se pague. La firma ha acusado las turbulencias de su año de debut en bolsa y no ha logrado corresponder los resultados ni con las previsiones iniciales ni las corregidas. El resultado, que aún no es definitivo ya que se espera el veredicto de las auditoras, cerrará con un Ebitda inferior a los 95 millones de euros.

Las previsiones al inicio del curso situaban el fin del ejercicio con un resultado operativo de 134 millones de euros. Posteriormente, tras comprobar las turbulencias del mercado, se corrigió esa meta. Primero hasta los 118 millones y luego hasta los 95 finales. El consejero delegado de la firma, Dana Dunne, asegura que se alcanzarán los 91 millones, el mínimo exigido para activar el bono, pero a dura penas.

"Como sabréis, nuestro negocio ha ida a la baja durante cierto tiempo. Hemos sido capaces de frenar el descenso, estabilizarlo e incluso empezar a crecer en los últimos meses. No obstante, si miramos el conjunto del año, nuestras estimaciones iniciales sugieren que, pese a nuestros esfuerzos, no hemos logrado alcanzar el objetivo", afirma Dunne en un correo remitido a la plantilla. El máximo dirigente de la firma asegura que es "altamente improbable" que se acabe pagando el bono.

El consejero delegado reconoce que informar sobre este asunto por correo electrónico no es lo más apropiado. Pero señala que para él lo más importante es ser transparente con su equipo. "Este desengaño no quita mi admiración por el trabajo duro que se ha realizado", dice la misiva.

Dunne indica también que, de cara al curso entrante –-el año fiscal de eDreams empieza en abril--, pretende cambiar el sistema de objetivos. Así, asegura que recursos humanos ya trabaja en un nuevo enfoque que recoja los "cambios culturales" que implementará en la empresa tras la marcha de su fundador, Javier Pérez-Tenessa.

eDreams está dividida en dos grandes ramas. La primera, Vacaciones eDreams, se centra en el trabajo propio de una agencia on line. Los 400 empleados de esta división se centran en las reservas y en dar asistencia a los usuarios. Para estos trabajadores no hay bonus anual. Cobran incentivos según los objetivos de cada meses.

La segunda rama, eDreams Network International, da empleo a casi 500 personas. Este brazo del negocio se centra principalmente en aspectos tecnológicos y de ingeniería del grupo. Se trata de otro perfil de trabajadores con sueldos superiores a los de sus compañeros. De hecho, las condiciones laborales son tan distintas, que este último grupo de empleados no han necesitado nunca representantes sindicales ni han protagonizado protestas.

La firma cerró el tercer trimestre con una facturación de 317 millones de euros y un Ebitda de 95 millones de euros. En las próximas semanas, se conocerá el resultado anual. La compañía no ha querido comentar los datos de esta información.