El 1 de Mayo clama contra los despidos en turismo

El 1 de Mayo clama contra los despidos en turismo

El secretario general de UGT-Madrid denuncia los ERE del sector ante los miles de manifestantes concentrados en Sol

Ismael García Villarejo

01/05/2013 - 18:02h

Manifestación del Primero de Mayo en Madrid | EFE
“Antes de ceder la palabra, quiero mostrar mi solidaridad con los trabajadores de Iberia, Orizonia, Globalia, Husa, NH, los empleados del catering del Palacio de Congresos…” El secretario general de UGT-Madrid, José Ricardo Martínez, ha recordado ante miles de manifestantes en Madrid que el sector más dinámico de la economía española está plagado de expedientes de regulación (ERE).

Evolución

Las menciones a la situación crítica de varias empresas turísticas han obtenido respuesta en Sol. El aplauso y las muestras de apoyo han sido cerrados. Durante unos segundos, el Primero de Mayo madrileño ha recordado que el sector no escapa a la destrucción de empleo. De hecho, las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran un crecimiento del 3,2% del paro respecto al anterior trimestre.

Aunque los despidos colectivos tienen buena parte de culpa de la evolución, por sectores se aprecia que los problemas se concentran en las agencias de viajes. La tasa de empleo ha caído el 5,1% en tres meses, coincidiendo con la época de ventas para la Semana Santa. En la hostelería la reducción es del 2,6%. Los datos del INE también muestran cómo en el sector aéreo el descenso del personal ocupado se situó en el 4%, frente al transporte por ferrocarril que cayó un 1,1%.

Bangladesh

En un día más desapacible de lo normal, con paraguas y abrigos, pancartas de todo tipo y en varios idiomas, la capital española ha intentado mantener el pulso a las grandes marchas celebradas en todo el mundo. “Rajoy por mentir a la nación, pedimos tu dimisión”; “Rajoy, marrano, no llegas al verano”; “Viva Bin Laden y la CIA que lo parió” son algunas de las proclamas que se han podido leer en el Kilómetro Cero.

El recuerdo, como en otras capitales internacionales, ha traído a los atriles el accidente en Bangladesh. Allí 400 personas murieron en un incendio. Se trata de un ejemplo de lo que sucede en países donde el sindicalismo no está desarrollado. El 1% de los trabajadores está afiliado. El resto “está abandonado a su suerte”. Es un mensaje lanzado al este miércoles por los representantes de los trabajadores en todas las economías desarrolladas. Un millón de personas se han manifestado en Europa.

Clima de pacto

En España las protestas están condicionadas por la cifra del paro, las previsiones económicas y los ofrecimientos al pacto. Los sindicatos dicen estar dispuestos a ello. Pero exigen cambios radicales en la política del Gobierno. UGT y CCOO no han explicado hasta dónde están dispuestos a llegar a favor de la búsqueda conjunta de la fórmula para reactivar el empleo.

“Convoque a la sociedad española, a los partidos, a los sindicatos y a las organizaciones empresariales. Este país se merece una segunda oportunidad”, ha dicho el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, a Mariano Rajoy. “La EPA marca un antes y un después”, ha proclamado el secretario general de UGT, Cándido Méndez.

El camino equivocado

Méndez ha echado mano de la calculadora para ilustrar lo equivocado que está, a su juicio, Rajoy. “Por cada décima menos de déficit se han creado 250.000 parados más”. El líder de CCOO ha destacado que la Confederación Europea de Sindicatos (CES) “reclama el fin de las políticas de austeridad y que se combine con estímulos”. Antes “lo hacía en soledad y ahora parece que más acompañada”, ha apostillado. “Así lo exigen 27 millones de parados en toda Europa”, ha dicho.

El gobierno español sigue, entretanto, defendiendo la reforma laboral que impulsó hace un año. Según los cálculos del Ministerio de Empleo, que dirige Fátima Báñez, sin el nuevo marco habría 600.000 parados más. Las previsiones son que España será capaz de crear empleo cuando la economía crezca al 1%  (en vez de al 2%) y que a partir de 2017 el desempleo se reducirá drásticamente. Moncloa cree que en 2019 la tasa de parados se situará por debajo del 15%.

"No tenemos tanta paciencia, no somos Alfredo Sáenz ni tenemos una indemnización de 88 millones por despido", ha dicho Toxo.

Bruselas examina

Por ahora, los datos tangibles son que Rajoy carga en su mochila con 1,2 millones de trabajadores desocupados. El total es de 6,2 millones que se traducen en una  tasa que prácticamente cuadriplica la de las economías más avanzadas de la zona del euro. Este miércoles, Bruselas ha recibido el nuevo cuadro macroeconómico del gobierno de Rajoy. Las autoridades comunitarias estudian la revisión de las previsiones. En base a las conclusiones, a finales de este mes decidirá si relaja los objetivos de déficit.