El 24M frustra las ventas de viajes en España

El 24M frustra las ventas de viajes en España

Las agencias admiten un "parón" de reservas por la incertidumbre electoral

Ignasi Jorro

Barcelona

05/06/2015 - 13:40h

Las reservas han parado a finales de mayo, pero ya han repuntado

Las elecciones del 24M han lastrado las ventas de viajes en España. Las agencias admiten una "parón" de ventas a causa de la incertidumbre que ha rodeado la convocatoria de municipales y autonómicas, y del rompecabezas político que han arrojado los resultados.

"En general, el sector ha parado durante las dos semanas de campaña electoral, aunque ahora se empieza a recuperar", señala Marti Sarrate, presidente de la patronal de agencias de viajes ACAVe.

Según él, los intermediarios vuelven a vender paquetes desde que los españoles han visto que no ocurrirá nada tras los comicios. "Tras el 24M las ventas se han vuelto animar, hasta el punto que estaremos un 15-20% por encima de los niveles del año pasado", abunda.

Segmento alto

El miedo al resultado de los comicios ha afectado, sobre todo, al segmento más alto. "Ha habido una ralentización en las compras por parte de los veraneantes con más poder adquisitivo: si tu eres un directivo o tienes un restaurante, no reservarás tus vacaciones hasta saber como queda el tablero político", explica Francesc Escanez, de Viajes Atlántida.

Este profesional recuerda la "sensibilidad" del sector. "No es sólo la política. Si hace buen tiempo, o este fin de semana el Barça gana la Champions, la gente reservará más. Somos una industria en la que la confianza del consumidor es fundamental", argumenta.

Destinos

Los meses de junio y julio son cruciales para el sector de las agencias de viajes en España. En este sentido, los profesionales recuerdan que los españoles optan por el medio radio, con Grecia, Turquía o Croacia como destinos estrella.

En el largo alcance, los españoles se están enamorando del Sudeste asiático. "Destinos como Birmania crecen a doble dígito, y hay repuntes en Tailandia o Vietnam", concluye Escanez.