El alquiler de embarcaciones para eventos compensa el 'pinchazo' de las ventas

El alquiler de embarcaciones para eventos compensa el 'pinchazo' de las ventas

Despedidas, cumpleaños e incluso presentaciones de productos son servicios cada vez más demandados por los clientes

Estefania Oliver

16/09/2012 - 19:39h

Un grupo de amigos en un catamaran
Celebrar un evento en alta mar, con un grupo de amigos, música de fondo, y las vistas de una ciudad en la lejanía es una práctica que se repite, cada vez más, en España. Muestra de ello es que el alquiler de embarcaciones de recreo ha crecido en el último año el 9% frente a al varapalo que sufrieron las ventas, con un descenso del 14%.

“Los alquileres de catamaranes para celebrar fiestas ha crecido en el último año entre regatas, salidas y despedidas”, apuntan desde la compañía Flash Catamarans. A pesar de que en temporada baja, tras finalizar el verano, la demanda de estos servicios disminuye, esta práctica ha experimentado un repunte que, por contra, no se se observa en las ventas. “Los clientes que optan por la compra se decantan más por las embarcaciones de segunda mano en los tiempos que corren”, explica la firma valenciana.

El tamaño y el tiempo sí que importan

El coste de alquilar un catamarán depende del tamaño de la embarcación, la duración del servicio y el número de personas invitadas al evento.

Teniendo estos condicionantes en cuenta, una embarcación con capacidad de 120 personas y hasta una máximo de 150 para una media jornada, que serían unas cuatro horas, puede salir por 3.500 euros. Pero para los bolsillos más económicos también es posible alquilar un catamarán para una decena de amigos por 500 euros, lo que vendría a ser 50 euros por persona.

Eso sí, los precios “son básicos y sólo cubre a la tripulación a bordo y música” aunque todo lujo siempre es posible si se pasa por caja primero. Así, los clientes “pueden personalizar las fiestas con un DJ, catering o servicio especial que nosotros les organizamos”.

Salidas 'charter'

Otra alternativa a las fiestas es el alquiler de las embarcaciones de recreo para pasar un par de días o hasta una semana fuera y visitar varios destinos. En este caso “los precios sí se han mantenido desde hace años” y en temporada alta un navío para máximo 12 personas puede salir por 6.000 euros mientras que en baja un fin de semana cuesta entre 1.200 y 1.800 euros.

Las demandas, en cualquier caso, se concentran más en la costa del Levante, la Costa Brava y en las islas Baleares. Si embargo, cuando se trata de Ibiza, Mallorca, Menorca o Formentera “los precios sí que crecen un poco”.