El año de Nautalia en números (rojos)

La fachada de una oficina de Nautalia.

El año de Nautalia en números (rojos)

La agencia de viajes de Springwater todavía está lejos de la rentabilidad y pierde 2,5 millones de euros

Carles Huguet

BARCELONA

19/06/2017 - 06:55h

Al fondo Springwater todavía no le salen las cuentas con su agencia de Viajes. Si bien prometió entrar en beneficios a lo largo de 2016, los números rojos todavía brillan en los resultados de Nautalia. La mejora desde los 18 millones de pérdidas del año 2013 es notabl, pero la sangría a lo largo del último ejercicio todavía fue de 2,5 millones de euros.

El Ebitda se quedó en un negativo de 900.000 euros. “Prácticamente ya estamos a cero y nuestra previsión es ganar dinero en los próximos 12 meses”, vuelve a señalar Rafael García Garrido, director general de la compañía, en una conversación con Cerodosbé.

Además, desafía el runrún que recorría el sector durante la última temporada: “es absolutamente falso que Springwater esté descapitalizando Nautalia”. En el imaginario popular todavía colea la quiebra de Unipapel. Como muestra de compromiso, los 12,5 millones de euros que ha aportado la propiedad –en forma de préstamo-- y que han convertido el Patrimonio Neto a positivo, eliminando así la posibilidad de que cualquier acreedor pidiera el concurso para la empresa.

La sociedad camina, paso a paso, hacia la rentabilidad con un incremento del volumen de negocio. La cifra neta de facturación creció en un ejercicio desde los 92,3 millones hasta los 102,8 millones, según las cuentas a las que ha tenido acceso Cerodosbé. Una cifra lejana a los 262 millones de facturación bruta publicada por otros medios. La diferencia, incluir o no el porcentaje de los paquetes turísticos vendidos que corresponde a las hoteleras o aerolíneas.

Al cierre del ejercicio, Nautalia expresaba dudas a la hora de poder afrontar sus deudas a corto plazo con un fondo maniobra negativo. “Se trata de un efecto contable al ser unas cuentas presentadas en diciembre, en plena temporada baja”, señala García Garrido. “Actualmente nuestras obligaciones a corto plazo ya son la mitad”, compara.

Por ello, la compañía debe tirar de los recursos del grupo Wamos, en el que se engloba junto con Gowaii o Wamos Air. Por segundo año consecutivo, las deudas con las empresas del holding se disparan: en 2015 el aumento fue del 633% --de 2 millones a 14,6— y este ejercicio el incremento ha sido del 59,84%, hasta los 23,46 millones de euros. Ya en el último año, el auditor advirtió del "elevado volumen de negocios entre las diferentes filiales del grupo".

De cara al futuro, las esperanzas están puestas en la gestión de la plaza de toros de Las Ventas, que también han mordido en los números de la empresa. De la mano del productor francés Simón Casas, la sociedad llevará los mandos del recinto hasta el año 2020.