El arzobispo de Barcelona impone el rito católico en la ceremonia por las víctimas del Germanwings

El arzobispo de Barcelona impone el rito católico en la ceremonia por las víctimas del Germanwings

Finalmente, los representantes de otras religiones sí han podido tomar la palabra durante algunos minutos tras la celebración de la misa católica

Redacción

Barcelona

27/04/2015 - 19:38h

Momento de la misa celebrada en la Sagrada Família, por las víctimas del accidente de GermanWings

El funeral de Estado por las víctimas del accidente del avión de Germanwings se ha desarrollado por el rito católico. El arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, ha impuesto su criterio y ha desatendido las peticiones de los familiares y de la propia Generalitat, que había presionado para que la ceremonia fuese similar a la misa ecuménica celebrada en la catedral de Colonia el 17 de abril. El Gobierno central se había mostrado mucho más laxo en esta reclamación.

En sus intentos para convencer al arzobispado, el ejecutivo catalán llegó a mostrar cartas de familiares de las víctimas en las que éstas solicitaban que la ceremonia no fuese estrictamente católica. Finalmente, Sistach ha accedido a que representantes de las confesiones evangélica, judía y musulmana tomasen la palabra durante algunos minutos tras la celebración de la misa.

Quejas de organizaciones religiosas

Antes del acto, diversas organizaciones religiosas habían mostrado su rechazo por el tipo de ceremonia organizado. La Federación de Entidades Religiosas evangélicas de España (FEREDE), lamenta la actitud de las instituciones del Estado, al perder "una oportunidad única para dar ejemplo de respeto a la diversidad, (…) ante España y el resto del mundo". Y les acusan de haber "cedido a las pretensiones anacrónicas de un sector de la Iglesia Católica", según declaraciones recogidas por El País.

Según el medio InfoCatólica, el cardenal Sistach se ha negado a celebrar un funeral multiconfesional, "por el hecho de que la Iglesia católica cree en la eficacia de las misas celebradas por los difuntos, cosa en la cual no creen ni protestantes, ni judíos ni musulmanes", según recogía este diario.

Medidas de seguridad y atención mediática

La relevancia de este acto y la presencia de autoridades de máximo nivel ha hecho que se aumentasen las medidas de seguridad en torno al templo en las últimas horas. La misa se ha retransmitido en directo por los canales 24 horas de las televisiones públicas española y catalana. Un hecho que ha sido criticado por algunos usuarios en Twitter, al tratarse de una ceremonia estrictamente católica.