El "Bus de la Fiesta" ya está en Barcelona

El "Bus de la Fiesta" ya está en Barcelona

Un grupo de turistas festeja por nueve ciudades europeas en "un mes de locura"

Ignasi Jorro

01/09/2013 - 23:05h

Autobús de Stoke Travel | Stoke Travel
El "Bus de la Fiesta" ya ha llegado a Barcelona. El Circo Rodante organizado por Stoke Travel parará en otras siete ciudades Europeas tras la capital catalana. Antes, los turistas montados en él ya han visitado Valencia y La Tomatina de Buñol. "Será un mes de locura", asegura la agencia.

El Circo es un autobús en el que viajan varias decenas de visitantes extranjeros, dispuestos a un mes de desenfreno regado de alcohol por todo el continente. Por 50 euros al día, Stoke promete transporte, alojamiento, desayuno y barra libre de sangría y cerveza en todo momento. "Es puro hedonismo", aseguran sus organizadores.

Barcelona

Este fin de semana, la comitiva recala en Barcelona. El viernes hubo fiesta en una discoteca por el Port Olímpic y el sábado Stoke montará a los jóvenes en uno de los polémicos botellones en barco que parten del Port Vell. Tras la parranda a bordo, Stoke informa que la verbena continuará por bares y discotecas de la Ciudad Condal.

El autobús de Stoke partirá domingo por la mañana hacia París para, según ellos, "hacer más o menos lo mismo". Después, la caravana pondrá rumbo a Brujas, Amsterdam, Berlín, Praga y Budapest.

El periplo concluirá en la célebre Oktoberfest de Munich el próximo 19 de septiembre.

"Fiestas descomunales"


El Circo Rodante ya ha quemado la etapa de Valencia y La Tomatina de Buñol, donde aseguran que "dominaron la fiesta". Precisamente, Stoke promete a los viajeros "fiestas descomunales a las que normalmente va la gente del lugar".

Stoke Travel es una agencia de viajes creada en 1.999 y que cuenta con una delegación en Barcelona. Centrada en ofrecer productos turísticos a visitantes anglosajones, Stoke organiza salidas y viajes de todo tipo en varias ciudades europeas. Entre ellos se encuentran las controvertidas juergas marítimas, en las que "no se hace ni caso de las normas morales que rigen en tierra firme", afirman.