El Camino de Santiago bate récord fuera de un año santo

El Camino de Santiago bate récord fuera de un año santo

Más de 91.000 peregrinos han viajado hasta el momento a Galicia

El Camino de Santiago está de moda. Así lo demuestran los números. Los 91.000 peregrinos que han viajado a Galicia para recoger la Compostela hasta este martes es la cifra más alta registrada fuera de un año santo. El número de visitantes supera incluso a la del Xacobeo 2004, cuando llegaron unos 10.000 turistas menos que ahora.

Se denomina año santo Xacobeo cuando el 25 de julio, la festividad de Santiago Apóstol, cae en domingo, por lo que se incrementan las visitas notablemente.

La próxima cita jubilar será en 2021. Por ello, la asociación de comerciantes del casco viejo de Santiago --Compostela Monumental--, solicitará al Vaticano, en Roma, la celebración de un año santo extraordinario para el 2014 o el 2015, ante la lejanía de la fecha y las ganas de impulsar la economía.

Tres visitas del Papa


Aunque el récord absoluto de esta tradición se dio durante el Xacobeo de 2010, cuando viajaron a la ciudad gallega unas 272.135 personas, rompiendo los registros de toda la historia del camino.

En ese sentido, al hecho de año santo se le unió la visita del Papa Benedicto XVI, un gancho para atraer a más turistas. Fue la tercera visita papal a Compostela, tras las anteriores de Juan Pablo II en 1982 y 1989.

Noche grande de las fiestas

La víspera de la celebración del Apóstol Santiago este martes es, junto con el 15 de agosto, el día de más afluencia de peregrinos a la capital gallega. Tiene su plato fuerte con la “quemada” de la Catedral.

El espectáculo nocturno consiste en una exhibición donde la fachada del monumento arde de forma virtual. Esta muestra multimedia de 30 minutos reunirá en la Praza do Obradoiro a unas 6.000 personas, según las previsiones.

Ocupación hotelera

La Asociación de Hostelería de Compostela explica que el nivel de ocupación en los establecimientos de la entidad y en la comarca rondará entre el 60% y el 70% hasta el 30 de julio.

Además, en los días “grandes”, como la festividad del Apóstol, la ocupación podría alcanzar entre el 80% y el 90% en algunos establecimientos, señala el organismo.

Estas cifran, sin embargo,"varían mucho" en función del tipo de alojamiento y del emplazamiento, ya que no es lo mismo si se sitúa en la Praza do Obradoiro que en las afueras de Santiago.

Asimismo, las previsiones, que cada vez son “más complicadas”, indica la asociación por el mayor uso de Internet. Pero todavía "hay plazas libres" en la capital gallega, a falta de los viajeros de ‘última hora’.

Los precios varían desde los 15 o 20 euros de los albergues hasta los casi 200 euros de las habitaciones más caras.