El conflicto de las Malvinas salpica a los cruceros británicos

El conflicto de las Malvinas salpica a los cruceros británicos

Reino Unido denuncia las “contínuas intimidaciones” a sus turistas por parte de activistas argentinos

REDACCIÓN

05/01/2013 - 20:33h

Vista de la bahía de las Malvinas
El Gobierno británico denuncia las contínuas “intimidaciones” de activistas argentinos contra turistas que viajan a las Islas Malvinas en cruceros británicos, así como contra las tripulaciones de estos buques.

Así lo recoge el diario The Telegraph, que asegura que el Gobierno británico ha contabilizado al menos una decena de “incidentes” en navieras internacionales que visitan el archipiélago cuya soberanía disputa Argentina.

Chantajes

El secretario de Estado para la Commonwealth, Hugo Swire, condenó este viernes los "chantajes" e "intimidaciones" que están sufriendo los turistas y ha exigido a los activistas que "permitan a los buques navegar sin ser amenazados y sin obstáculos".

“Condenamos inequívocamente todos los esfuerzos para intimidar a las compañías que son perseguidas por desarrollar un negocio legal. Lamentamos profundamente que algunos elementos en Argentina estén adoptando acciones para detener el tránsito de buques que viajan a las islas Falklands”, insistió.

Ley Gaucho Rivero

El pasado diciembre el Ejecutivo británico ya transmitió su malestar por esta cuestión al Gobierno argentino. Esta misma semana, varios activistas argentinos han protagonizado nuevas protestas contra los cruceros Star Princess y Seabourn Sojourn, a los que acusan de incumplir una ley regional al recalar en las Malvinas y en la región de Tierra de Fuego.

Los manifestantes mantienen que los dos buques incumplían la denominada Ley Gaucho Rivero, que prohíbe a los buques británicos implicados en “la explotación de recursos naturales de las Malvinas” atracar en los puertos de cinco provincias del país suramericano. Los activistas han hecho hincapié en que la norma también se aplica a los cruceros británicos.

16 millones de dólares al año

El conflicto de los cruceros en las Malvinas lleva meses recrudeciéndose. A final de año, una empresa holandesa y otra alemana cancelaron sus escalas previstas en Puerto Stanley aduciendo “la situación política en Argentina”.

Los cruceros y sus turistas significan unos 16 millones de dólares de ingresos anuales para las Malvinas según la prensa argentina.