El director general de TUI Travel: “No sé qué contratos hacemos”

El director general de TUI Travel: “No sé qué contratos hacemos”

Aumenta el 5% la plantilla en España sin aclarar con qué fórmulas se han incorporado los nuevos empleados

Vilà, en la Cámara de Comercio de Barcelona
TUI Travel es una de las mayores empresas turísticas en España. Paga impuestos en el país y genera empleo. De hecho, su director general, Joan Vilà, y el responsable financiero, Andrés García, han anunciado que la plantilla ha crecido un 5% en un año, hasta los 2.879 profesionales. Sin embargo, el máximo responsable de la firma desconoce qué tipo de contratos firma con los empleados. “No sé qué tipo de contratos hacemos”, ha contestado literalmente en rueda de prensa.

Mientras la compañía se vanagloria de ofrecer uno de los entornos laborales más estables de la industria, sus directivos no lo concretan en cifras.

El grupo matiza que el porcentaje de temporalidad de la plantilla “es muy bajo”, pero no ofrece datos sobre los nuevos contratos, a pesar de las preguntas. El propio Vilà ha remachado que “la mayoría trabaja todo el año”. Desde las sedes españolas, esencialmente en Palma de Mallorca –con 1.920 trabajadores—, se presta apoyo tecnológico y logístico a las divisiones de todo el mundo. “Es un negocio global”.
 
 
El 82% de los empleados recomendaría a amigos y familiares trabajar en TUI Travel
 
Las nuevas contrataciones se han realizado tras activar el Gobierno la reforma laboral y en un año en el que la precariedad en el sector turístico español ha crecido. El panorama en la compañía –una de las tres mayores filiales del grupo alemán TUI— parece otro. Vilà sí se sabe los resultados de las encuestas internas de satisfacción. “El 82% de los empleados recomendaría a amigos y familiares trabajar en TUI Travel”.

La falta de información relativa a cómo crea empleo TUI Travel se suma a un menor peso de España en su negocio internacional. La participación en facturación ha decaído un punto respecto a 2012. Actualmente, diez de cada cien euros se atribuye a la actividad en el mercado local. Las previsiones del propio Vilà indican que “caerá un punto por año”. García asegura que si se considera al mercado español en solitario, TUI Travel “no perdería dinero”.

Los resultados de 2013 –su ejercicio fiscal terminó el 30 de septiembre— presentan crecimientos en la facturación global ( 10,4%) hasta los 3.694 millones y la mejora del ebitda, que alcanzó los 116 millones ( 9%). El peso de TUI Travel en el grupo es el siguiente: aporta un 13% de resultado y el 20% de los ingresos. La matriz alemana cerró el primer semestre del año con pérdidas un 22% mayores (402,5 millones).