El dueño de Meliá invierte a contracorriente

El dueño de Meliá invierte a contracorriente

Gabriel Escarrer apuesta por las sicav cuando el resto de fortunas españolas le dan la espalda

Redacción

30/08/2013 - 21:22h

Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá
El vicepresidente y consejero delegado de Grupo Meliá, Gabriel Escarrer, comenzará a invertir su fortuna a contracorriente. Mientras los grandes patrimonios españoles dan la espalda a las sociedades de capital variable, Escarrer acaba de registrar Illenca Living de Inversiones, una sicav que comparte con su mujer Belén Puerto.

El hotelero ha solicitado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la autorización para comenzar a trabajar en el mercado español con su nueva sociedad, según informa El Confidencial.

Amancio reticente

El hombre más acaudalado de España, según todos los ránkings internacionales, Amancio Ortega, dueño de Inditex, dejó el negocio de las sicavs hace tres años cuando liquidó las tres sociedades más importantes del país: Gramela, Alazán y Keblar. El magnate ha preferido dirigir su estrategia a la adquisición de activos inmobiliarios privilegiados en las principales ciudades del mundo.

Los accionistas de referencia de Prisa, la familia Polanco, también han reducido al mínimo las inversiones en este tipo de sociedades. El capital que tenían agrupado en tres sicavs ha sido disminuido en un 90% y ahora se concentra sólo en una: Nomit Global.

Tropiezo

El empresario gallego Manuel Jové también ha decidido contraer sus inversiones en estos terrenos. Hace apenas tres años, en 2010, Jove tenía 128,12 millones de euros en tres sociedades: Doniños (72,6 millones), Bourdet (21,59 millones) y Baldaio (31,9 millones).

El patrimonio del empresario, quedó diluido, producto de la crisis a 43 millones y ha decidido liquidar la última sociedad, Baldaio, después de haberla vaciado por completo.

Pero el magnate de Meliá no se ha quedado sólo en su apuesta. Alicia Koplowitz mantiene parte de su fortuna en BBVA Patromonios, donde Escarrer también dispone de fondos.