El gobierno acelera la adjudicación de los viajes del Imserso

El gobierno acelera la adjudicación de los viajes del Imserso

Los hoteleros han recibido la promesa de que el concurso --que garantiza las vacaciones de un millón de jubilados-- se adjudicará en breve

15/09/2015 - 23:19h

Turistas en una playa de Castellón.

El gobierno de Mariano Rajoy ha querido calmar los ánimos de la industria turística al avanzar que la adjudicación de los viajes del Imserso se ejecutará en los próximos días. Los hoteleros de la Costa del Sol y la Comunidad Valenciana han mostrado su preocupación durante las últimas semanas por los retrasos en el concurso que garantiza las vacaciones de un millón de jubilados.

La adjudicación de los viajes del Imserso sufrió un serio revés cuando el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales anuló la decisión de que Globalia (Viajes Halcón) y Barceló (Viajes Barceló) sean las firmas a cargo del servicio. La impugnación de Mundiplan (Iberia, Alsa, Gowaii e IAG7) fue admitida por el Tribunal, que defendió que vuelva a tomarse en cuenta su candidatura.

300 hoteles en ascuas

La indefinición en la contratación ha hecho que unos 300 hoteles que esperaban a los jubilados del Imserso hayan entrado en pánico. El sector calcula que en esta temporada, un total de 938.000 usuarios del Imserso darán continuidad a 91.800 puestos de trabajo de manera directa o indirecta. La cifra supone 3.000 puestos de trabajo más que la temporada del año anterior.

Las plazas de la temporada 2015-2016 se distribuyen en tres lotes. En concreto, 10.665 plazas en la costa peninsular; 3.041 plazas en la costa insular de Baleares y Canarias; y 27.628 plazas de turismo de interior.

1.200 millones a repartir 

Los hoteleros han urgido a una rápida solución para que las primeras reservas puedan producirse, a más tardar, a finales de octubre. La gestión de los viajes del Imserso para los dos próximos años supone un contrato de 1.200 millones de euros, con un presupuesto base de 662 millones de euros.

La patronal Cehat ha confirmado que el gobierno ha puesto en marcha "todos los recursos humanos y jurídicos a su alcance" para que las vacaciones de los jubilados, que cuentan con ayudas públicas, puedan desarrollarse con normalidad.