El Gobierno registrará la marca España tras intentarlo un particular

El Gobierno registrará la marca España tras intentarlo un particular

El Ejecutivo frenó al empresario que presentó una solicitud el pasado mayo

Carlos Espinosa de los Monteros, jefe de la 'marca España'
El gobierno español ha iniciado los trámites para registrar la marca España ante la Oficina Española de Patentes y Marcas, aunque para ello ha tenido antes que frenar el intento de un particular por patentar esa denominación el pasado mayo.

Entonces, Luis Sanz Huecas, ex directivo de Vitaldent y director general de líneas de negocio de Intereconomía, se adelantó al propio Ejecutivo, y decidió registrar el famoso nombre.

El Gobierno respondió sobre este tema a la diputada de UPyD Irene Lozado, quien se interesó por la situación actual de la marca España, cuyo alto comisionado es Carlos Espinosa de los Monteros. El directivo llegó al cargo en julio de 2012, aunque no registró la popular denominación hasta ahora.

El departamento de Exteriores respondió a la diputada magenta que, efectivamente y tal y como se publicó, el pasado mayo una persona presentó una solicitud para registrar el nombre aunque, precisamente, la oficina del Alto Comisionado del Gobierno logró impedirlo.
 
 
El Gobierno aludió que el registro del particular podía inducir a error
 
Para frenar que la marca España fuera registrada por alguien ajeno a la Administración General del Estado, el Ejecutivo presentó alegaciones. Lo hizo argumentando dos de las prohibiciones para el registro que establece la ley de marcas de 2001.

En primer lugar que se trataba de un nombre “contrario a la ley, al orden público o las buenas costumbres” y que podía “inducir al público a un error sobre la naturaleza, la calidad o la procedencia geográfica del producto”.

Una vez conseguido que la marca España no quedase vinculada a esta persona, la oficina del Alto Comisionado inició los trámites para el registro de la denominación ante Patentes y Marcas. Próximamente, tiene previsto hacer lo propio ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).