El Gourmet Bus pone rumbo a Madrid

El Gourmet Bus pone rumbo a Madrid

La fusión entre turismo sobre ruedas y gastronomía seduce a 5.000 turistas en un año

Ignasi Jorro

14/08/2013 - 19:36h

El Gourmet Bus en Barcelona. 02B
El Gourmet Bus cumple este verano su primer aniversario operando en Barcelona y lo hace con nota. Este producto vacacional, que mezcla gastronomía y turismo sobre ruedas, ya ha sido utilizado por 5.000 visitantes en un año. Ahora, Julià Travel estudia lanzar el mismo servicio en Madrid, avanzó Nacho Casanova, director general.

Mientras, la receta que ofrece el Gourmet Bus es de alta cocina. Los pasajeros recorren la ciudad en tres horas a bordo de un vehículo equipado con tecnología punta. A mitad del recorrido, el convoy hace una pausa y los pasajeros degustan en sus mesas un menú elaborado por Carles Gaig. "Es un producto dirigido al segmento de turismo alto", recuerda Casanova.

En efecto, el Gourmet Bus está a años luz de un autobús turístico convencional. iPads para explicar cada punto de la ruta, cámaras a bordo, aire acondicionado, cristales tintados, música discreta y luces LED lo hacen una plataforma exclusiva para recorrer sosegadamente las calles de la Ciudad Condal.

Pasajeros

"Viajamos mucho y nunca habíamos visto nada igual. Quizás los cruceros románticos por el Sena para navegar por París", explican Bruce y Robin. Esta pareja de turistas americanos son dos de los veraneantes a bordo del Gourmet Bus un sábado cualquiera.

Junto a ellos cenan Candy y Francisco, de un pueblo cercano a Barcelona. "El servicio es genial y hay algo de intimidad. Descubres Barcelona de otra manera", aseguran.

Ambas parejas encajan a la perfección con el perfil de pasajeros que sube al Gourmet Bus. "Hay turistas con cierto poder adquisitivo, como rusos y chinos. Pero también nacionales a quienes les han regalado la cena y tour, o cenas de empresa", asevera el máximo responsable de Julià Travel.

Gastronomía

Independientemente de su procedencia, los pasajeros quedan "contentos" con la experiencia, que cuesta poco más de cien euros, cena incluida. De ella, Nacho Casanova destaca que "hemos conseguido hacer operativo que los pasajeros coman una cena de calidad y productos frescos sin nada congelado".

Ahora, los responsables de Gourmet Bus buscan trasladar esta satisfacción a la capital de España.