El Gremio de Hoteles de BCN inyecta 600.000 euros en su deficitaria central de reservas

El Gremio de Hoteles de BCN inyecta 600.000 euros en su deficitaria central de reservas

Los fondos proceden de las reservas de la patronal aportadas por las cadenas afiliadas

Carles Huguet

Barcelona

17/04/2016 - 22:00h

Así es la central de reservas del Gremi d'Hotels de Barcelona.
Es uno de los lobbies que más trabajo ha tenido en los últimos meses. Ada Colau y la moratoria hotelera han puesto al Gremi d'Hotels de Barcelona en la primera línea mediática. La patronal presidida por Jordi Clos además de ser un importante actor en la política económica de la ciudad ofrece asesoría y ayudas comerciales a los asociados. Una de ellas, una central de reservas renqueante ante los gigantes tecnológicos del sector.

El gremio debe inyectar dinero periódicamente al comparador, que funciona como una Sociedad Limitada. La última vez, el pasado 13 de abril. "Hicimos una ampliación de capital de 600.000 euros", explica el secretario general, Manel Casals. Los fondos salieron de las aportaciones realizadas por los socios. Sin embargo, "no supusieron ningún desembolso adicional para los afiliados", matiza. Las reservas de la patronal financiaron la operación.

En 2011, más de 1,5 millones

Según los datos del Registro Mercantil, el penúltimo impulso fue en 2011. Hace cinco años, el Gremi ayudó con 1,65 millones de euros a la central. Pese a ser claramente deficitaria, desde la entidad se niegan a cerrarla. "Nos sirve para hacer pruebas, ver que tendencias funcionan y cuáles no", ilustra el directivo. 

Lo cierto es que la página necesita doparse desde hace casi 10 años para no caer en la bancarrota. "Hasta el 2006 funcionaba bien", recuerda Casals. Sin embargo, "fue entonces cuando Booking y el resto de comparadores empezaron a colonizar el sector". La plataforma colapsó a partir de allí y no ha vuelto a los números negros.

Cambios en la cúpula

En la misma junta se abordaron los primeros pasos para reducir la cúpula del Gremi d'Hotels. Hasta ahora de 12 miembros, "el objetivo es pasar a ser entre ocho y diez personas". El recorte se realizará a través de no sustituir a aquellos consejeros que abandonen el cargo. Es el caso de Josep Mestres, director del triestrellado Hotel Gaudí, que se ha jubilado. 

"La intención es hacer más ágil la organización", explica Casals. "Era complicado conseguir reunir a todos los miembros del consejo de administración", justifica. Actualmente, las sillas de honor de la patronal están ocupadas por representantes de Derby Hoteles, Núñez y Navarro, HUSA o Expo Hoteles.