El Grupo Popular en Cataluña retira su enmienda a la tasa turística

El Grupo Popular en Cataluña retira su enmienda a la tasa turística

Los parlamentarios confían en introducir correcciones a las tres tasas (recetas, alojamientos y actos jurídicos) incluidas en la ley de medidas fiscales de acompañamiento de los Presupuestos

Joan Oliva

16/01/2012 - 17:07h

El Grupo Popular en el Parlament de Catalunya ha retirado hoy su enmienda a la totalidad de la Ley de acompañamiento de los Presupuestos que contempla, entre otros, la creación del impuesto sobre las estancias en establecimientos turísticos. De esta manera, se despeja la oposición parlamentaria más férrea al nuevo tributo, pero lo condiciona al igual que sucede con las otras medidas impositivas anunciadas a que el proyecto de Ley presupuestos del Gobierno catalán para 2012 contemple las propuestas de su grupo parlamentario. El PP espera corregir por la vía de enmiendas parciales la orientación de éste y los otros gravámenes contemplados

La presidenta del PP de Catalunya, Alicia Sánchez Camacho, ya señaló el pasado 28 de diciembre  el día en que el PP presentó su enmienda, que “estamos radicalmente en contra de la creación de la tasa turística, ya que perjudica gravemente una de las principales fuentes de ingresos de nuestra economía y perderíamos competitividad con nuestros competidores más cercanos, no se puede castigar uno de los pocos sectores que funciona a día de hoy a nuestra economía “.

Al igual que este tributo, el grupo se opuso en su día a creación de la tasa sobre recetas farmacéuticas, y se mostró reacio al incremento del impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados. La suma de estas tres figuras tributarias, según las previsiones del Gobierno autonómico, supone una recaudación de 272 millones de euros, “Esto no representa ni un 1% del presupuesto de la Generalitat, pero genera perjuicios graves con efectos muy negativos sobre las personas y las empresas catalanas “, dijo entonces la misma interlocutora.

Cambio condicionado

Menos de un mes despúes, y tras la retirada de la enmienda a la totalidad, la presidenta de los populares ha advertido en a CIU que el cambio de decisión de su grupo parlamentario no supone ningún “cheque en blanco”, y ha matizado que está condicionada al impulso de medidas de fomento económico por parte del Ejecutivo autonómico, y no sólo de ajustes.

“Presentaremos una serie de propuestas para reorientar los presupuestos en la buena línia: crecimiento económico y ajuste en el gasto, mediante medidas de inversión en la economía productiva, y garantizando principios de austeridad y contención del déficit y la deuda”, ha dicho la parlamentaria este lunes.