El observatorio sobre la responsabilidad social de las pymes turísticas, a punto

El observatorio sobre la responsabilidad social de las pymes turísticas, a punto

El RSET permitirá a las propias empresas autoevaluarse en una web sobre su relación con el entorno ambiental, trabajadores, proveedores y accionistas

Joan Oliva

16/01/2012 - 23:50h

Las pymes turísticas podrán autoevaluarse a partir de marzo sobre el grado de cumplimiento de su responsabilidad social como empresas del sector. El Observatorio de la Responsabilidad Social de la Empresa Turística (RSET) nace como el primero de su género en España, de la mano de un conjunto de investigadores ligados al grupo GRETHOS, (Grup de Recerca en Ètica del Turisme i la Hospitalitat). Por primera vez las empresas tendrán una herramienta de aplicación, una web, donde obtener parámetros comparativos sobre su responsabilidad con los trabajadores, el entorno donde opera, los proveedores y, si los hubiere, sus accionistas.

El proyecto arrancó hace cinco años y está vinculado a la Cátedra de Investigación de la Universidad Ramon Llull, que es el aportador financiero. Jordi Ficapal y Cristian Palazzi son los investigadores principales del RSET. Por su parte, Marc Correa ha diseñado el panel de indicadores. “Saber cual es tu grado de cumplimiento de la responsabilidad social de la empresa, te ayuda a diferenciarte de esta masa gris de competidores. Y a venderte”, señala a 02B Jordi Ficapal, a su vez docente y hasta ahora responsable de Estudios de la escuela Universitaria Sant Ignasi-ESADE de Barcelona.

Los impulsores tienen aprobado el proyecto de autotest de las pymes del sector turístico y hotelero que quieran introducir los datos en la web. Para ello se han metido en la aplicación 70 indicadores, un número suficientemente acotado como para no disuadir a las empresas de la conveniencia de responder a las preguntas de la web y poder así autoevaluarse.

Las pequeñas y medianas compañías participantes reciben al final del cuestionario los resultados de su evaluación personalizada. Además, “por cada respuesta dada habrá un parámetro demográfico (tablas) que permitan a la firma saber qué han respondido en líneas generales el conjunto de las empresas, y saber así en qué nivel de cumplimiento se encuentra”, ejemplifica este interlocutor.

De conciliación laboral a filantropía

¿Qué tipo de cuestiones? A las empresas se les preguntará sobre temas en materia de conciliación de vida laboral y familiar entre los empresarios y los trabajadores, y sobre acciones en materia de filantropía, es decir, qué grado de inversiones realizan en materias sociales. El cuestionario también aborda asuntos como las medidas de ahorro energético; por ejemplo, qué porcentaje de ahorro energético han conseguido en un año.

El rango de preguntas abarca igualmenete elementos como la relación con los stakeholders (accionistas), o bien la aportación que hace la empresa a la economía local mediante la contratación de empleados del área más cercana a la sede de la empresa. También interroga a las pymes sobre su comportamiento con los proveeedores. Y así, hasta 70 requerimientos distintos.

“Existen otros observatorios sobre responsabilidad social de la empresa, pero no de la empresa turística”, matiza Jordi Ficapal, que añade que fuera del país “hay disponibles herramientas de autoevaluación similares, pero muy sectorializadas: dedicadas a las compañías aéreas, hoteles o, como sucede con el www.responsibletravel.com, destinadas a agencias de viajes”.