El pequeño comercio pone en duda la eficacia del horario de verano de Barcelona

El pequeño comercio pone en duda la eficacia del horario de verano de Barcelona

<div style="text-align: left;">La apertura en domingos no ha servido para crear empleo ni para aumentar los beneficios</div>

Estefania Oliver

Barcelona

30/10/2014 - 20:44h

Miguel Ángel Fraile, de la Confederación de Comercio de Cataluña. ARCHIVO
Este año, los comercios de Barcelona han contado con un nuevo horario de aperturas que permitía levantar la persiana varios domingos. Pero, ¿ha sido tan exitoso y eficaz como estaba previsto? Según un informe que ha elaborado la Confederación de Comercio de Cataluña (CCC), los pequeños comerciantes ponen en duda el modelo.

Tras preguntar en 800 tiendas, el 64% de los propietarios aseguran que no han contratado a nadie para cubrir las nuevas aperturas que se han añadido al calendario entre junio y septiembre. Y del 36% restante que han ampliado la plantilla, con contratos temporales, más de la mitad sólo emplearon a un trabajador. Esto demuestra que abrir también en domingo no ha tenido una gran repercusión en la reducción del número de parados.

¿Se hace más caja en domingo?

Asimismo, el 67% de los comerciantes consideran que el domingo es uno de los peores días de facturación de la semana y casi seis de cada diez comercios que optaron por abrir aseguran que las ventas conseguidas no han compensado los gastos.

"Esta acción no ha dado el resultado que en un principio se esperaba tal vez porque no se ha podido programar y organizar con el tiempo suficiente. Además, se ha visto incluso que algunas tiendas de grandes firmas han optado por no abrir. Los comercios que se han sumado al nuevo horario de verano han hecho más caja pero una cosa es la facturación y otra el beneficio", explica el secretario general de la patronal del comercio, Miguel Ángel Fraile.

Fijar un horario más veraniego

Uno de los factores que ha podido influir en este pinchazo es la franja horaria establecida. El Ayuntamiento de Barcelona dio la oportunidad de abrir en domingos pero sólo desde las 10 de la mañana hasta las 6 de la tarde. Los comerciantes encuestados insisten en que este horario no se adapta a las necesidades reales del sector en una época estival.

"A lo mejor el ayuntamiento debería plantearse de cara al próximo año retrasar la apertura por la mañana una o dos horas, así como el cierre por la tarde", añade Fraile.

De momento, la Confederación de Comercio de Cataluña ha puesto en disposición del consistorio la opinión de los pequeños comerciantes para que en el verano de 2015, si opta por ampliar el horario comercial ?principalmente por la afluencia de turistas--, modifique la propuesta de este año para que se cumplan los objetivos.