El presidente de Vueling, anfitrión en Sitges de la flor y nata de la economía española

El presidente de Vueling, anfitrión en Sitges de la flor y nata de la economía española

Piqué, que también lidera el Círculo de Economía, reúne a Rajoy, De Guindos, Mas y Rubalcaba en las jornadas financieras referentes en Catalunya

El ministro de Economía, Luis De Guindos (izq), con Josep Piqué en Sitges (Barcelona)
El presidente de Vueling, Josep Piqué, ha reunido a la flor y nata de la economía española en uno de los principales enclaves turísticos de Catalunya, Sitges. Los líderes de los ámbitos político y empresarial analizan el escenario financiero y el contexto europeo convocados por el Círculo de Economía, el histórico lobby catalán que el máximo ejecutivo de la aerolínea participada por Iberia también dirige.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos; el secretario general del Partido Socialista (PSOE), Alfredo Pérez Rubalcaba; y el presidente de la Generalitat, Artur Mas, son los cabeza de cartel. Pero también participa el consejero de Economía catalán, Andreu Mas-Colell.

De Guindos llegó a Sitges tras un viaje relámpago en Berlín, donde se reunió con su homólogo alemán, Wolfang Schäuble, para disipar cualquier duda sobre el supuesto rescate de España. “Tiene tan poco sentido que casi es mejor no desmentirlo”, ha explicado en Sitges.

De Guindos desmiente el rescate

Además, ha defendido que la banca española puede hacer frente a las situaciones más adversas. Se remite al informe que el Fondo Monetario Internacional (FMI) hará público el próximo 11 de julio, tras analizar durante dos meses la resistencia de la entidades del país.

“Fundamentalmente dirá que el 70% es sana y que el 30% presenta problemas, como ya avanzó en un comunicado”. El político asegura que incluso los más problemáticos pasarán el corte del test de estrés planteado por el regulador.

Desvío fiscal de España

Por su parte, Mas-Colell ha abierto la segunda jornada económica del Círculo de Economía este viernes con una petición contundente: “La crisis no se puede aprovechar para recentralizar” competencias.

Ante el empresariado catalán, el político ha advertido del riesgo de que este “periodo difícil” se use “para impulsar agendas centralistas que no tienen nada que ver con la situación” actual. Fue una clara alusión a las críticas que las autonomías españolas han recibido del Gobierno central, quien les acusa de ser las culpables del desvío fiscal de España.