El sector turístico hace un roto de más de 320 millones al fisco

El sector turístico hace un roto de más de 320 millones al fisco

En la lista de deudores con Hacienda a 31 de julio de Montoro se encuentran hasta 59 compañías divididas entre hoteles, aerolíneas y agencias de viajes

Carles Huguet

Barcelona

23/12/2015 - 22:02h

Antonio Catalán, propietario del 50% de AC Hotels.

La lista de personas y empresas que debían al fisco más de 1 millón de euros, hecha pública por el ministerio que dirige Cristóbal Montoro, hará correr ríos de tinta, y de pixeles en este caso. Quedan registrados gente del deporte como Lorenzo Sanz y Dani Pedrosa, empresarios ilustres como Mario Conde, Victorio y Lucchino o los hermanos Areces (accionistas de El Corte Inglés) y, cómo no, empresas del sector turístico. Muchas, y no sólo inmobiliarias y constructoras que hicieron sus pinitos durante la burbuja inmobiliaria. En total, 02B ha identificado una deuda de más de 325 millones de euros.

La principal parte de los números rojos radican en el sector hotelero y fueron gestados durante los primeros años 2000, con el 'boom' de la construcción. Aquí encontramos conocidos gestores como Joan Gaspart y la cadena HUSA, que ha abandonado el concurso de acreedores recientemente pero que todavía adeuda 11,3 millones. Menor es la cantidad a deber de Cymar Gestión Hotelera, propiedad del encarcelado Josep María Morros, antiguo presidente de Marvel Hotels: 1,3 millones.

Pequeñas cadenas

Apartada de los nombres mediáticos, la cadena canaria Dunas Hotels and Resorts presenta uno de los negativos más grandes del sector, que se eleva hasta los 14,8 millones. TR Hoteles Alojamientos y Hostelería, del Grupo Tremón, tiene pendientes 11,46 kilos. El Victoria Palace, un tres estrellas barcelonés, tiene pendientes más de tres millones. En situaciones parecidas se encuentran firmas como Alcaucin Resorts (1,3 M€), el pontevedrés Balneario de Mondariz (2,9), Evemarina Hoteles (2,2), Hotels Rosincs (10,9) o Quality Hotels (1,3) La lista supera la treintena.

Sin embargo, el gran moroso al fisco español es Antonio Catalán, fundador de NH Hoteles y AC Hotels. Su sociedad patrimonial, ANCA Corporate, que sufrió hace años una dura sanción de Hacienda adeuda 59,1 millones de euros.

La aviación, también presente

En el sector aeronáutico, destaca Spanair, con un debe de 7,1 millones de euros. La desaparecida compañía pilotada por pilotada por Ferran Soriano lidera una lista en la que aparecen otras aerolíneas. Otra de las más sonadas, Air Comet, del desaparecido Grupo Marsans, con 13,9 millones pendientes.

Pero hay otras menos recordadas, como Futura International Airways (2,9) una empresa de vuelos chárter en concurso de acreedores. Otro ejemplo, Gadair European Airlines (1,3) desapareció en 2009 después de que el Grupo Aisa la traspasara dos años antes. Un tercer caso, Iberworld Airlines (6,6 millones), de la antigua Orizonia, que cesó sus actividades en 2013. Otra de las fallecidas, LTE International Airways que cerró en 2008 con una deuda de 1,7 kilos.

Pero no sólo las aerolíneas aparecen en la lista. También otras compañías del sector entre las que destaca especialmente el aeropuerto de Ciudad Real, que carga con 7 millones pendientes y será vendido en breve a precio de saldo. Habría que sumarles los 3,8 de CR Aeropuertos SL, compañía vinculada al proyecto. En Málaga, el parking junto a la base aérea que gestiona Airport Parking acumula un debe de 2,31 millones.

Las agencias de viajes

La quiebra de Orizonia también se llevó por delante a dos agencias de viajes con saldos pendientes: Viajes Iberia (8 millones) y Viajes Iberojet (1,5). Sin embargo, la cuenta más abultada aquí es, de lejos, la de Viajes Marsans y sus 23,8 millones. Por la caída del grupo, Gerardo Díaz Ferrán ha sido condenado a cinco años y medio de cárcel.