El 'smartphone' puede servirnos de pasaporte

El 'smartphone' puede servirnos de pasaporte

Una compañía austriaca ha desarrollado un <em>software</em> que permite guardar y gestionar todo tipo de documentos de identidad en el teléfono móvil. Si consigue clientes durante este año, podría entrar en funcionamiento en 2017

Sonsoles Vázquez

Madrid

21/01/2016 - 21:08h

El software desarrollado por OESD se llama My Identity App

La empresa de pasaportes austriacos Oesterreichische Staatsdruckerei Holding AG (OESD) lleva en este negocio desde hace más de 200 años. Se fundó en 1804 como imprenta oficial del imperio austríaco y ahora, en manos de empresarios privados, cada vez está más enfocada a la tecnología. "Fue sobre todo en 2006, cuando se añadieron chips electrónicos a los pasaportes, cuando iniciamos la transformación. Dejamos de ser una imprenta clásica y nos centramos en desarrollar aplicaciones móviles", recuerda Lukas Praml, su director de Innovación.

Con selección de datos

Su última innovación es un software, completamente securizado, que permite guardar todo tipo de datos personales y gestionar todo tipo de documentos de identidad en el smartphone. Bautizado como My Identity App (MIA), requiere dos dispositivos - uno para el usuario y otro para la persona que comprobaría la identidad -, así como un registro central de los datos de los ciudadanos.

Los datos personales nunca son almacenados de forma permanente en el dispositivo, sino sólo en un cloud público y sólo cuando es necesario. Además, son los usuarios los que eligen a quién y de qué dan acceso, lo que significa que una azafata lógicamente no vería los mismos datos que un policía.  

En términos de seguridad, MIA utiliza la nueva norma mundial de la Alianza Internacional FIDO. En caso de pérdida o robo del smartphone, aporta igualmente una seguridad completa: los datos pueden ser fácilmente desactivados y activados rápidamente en otro dispositivo si hiciese falta.

Para países en vías de desarrollo

Para sus responsables, si se vende a los gobiernos durante este año, el sistema podría entrar en funcionamiento en 2017. "Sabemos que es difícil reemplazar un sistema de identidad en un país desarrollado, pero confiamos en su adopción en países en vías de desarrollo de África, Asia y Europa del Este", añade Praml.

En el mundo apenas se encuentran enfoques similares que se enfrenten a ese enorme desafío en términos de datos, seguridad, adopción y experiencia de usuario. Que sepamos, sólo el estado americano de Iowa ha dejado recientemente que los empleados de su Ministerio de Transportes lleven sus permisos de conducción en el smartphone. En este caso, ha sido la compañía MorphoTrust quien ha lanzado esta prueba piloto que utiliza el reconocimiento facial. Airside Mobile, otra compañía americana, también ha firmado hace poco un acuerdo con las aduanas estatales para ofrecer una aplicación que permite a los ciudadanos pre-autorizados de Estados Unidos y Canadá salir por una vía rápida en la zona de inmigración de algunos aeropuertos.