El ‘sol y playa’ español resucita gracias a Egipto

El ‘sol y playa’ español resucita gracias a Egipto

Las tensiones políticas desviarán a España a 736.000 turistas que pensaban viajar a Oriente Medio, según Exceltur

David Placer

16/07/2013 - 14:12h

Primero fueron los hoteleros hace dos semanas, luego el ministro de Economía, Luis De Guindos (Indep.) el domingo pasado y ahora la patronal del sector turístico en España, Exceltur. El fin de la recesión, el regreso a los números verdes, parece estar a la vuelta de la esquina. Los empresarios turísticos avizoran una sólida recuperación de la industria el segundo semestre del año, especialmente en el hasta ahora denostado sol y playa que volverá a liderar la reactivación.

El sector ha calculado que en el segundo semestre del año España recibirá unos 736.000 turistas que habían planificado viajar a Egipto y Turquía y que han debido reprogramar las vacaciones por los conflictos políticos de la zona. La derivación de los turistas beneficiará especialmente a Canarias y supondrá una inyección de 636 millones de euros, según los cálculos de Exceltur a partir de encuestas a empresarios del sector.

Loas al gobierno

La nueva situación de inestabilidad ha obligado a un recálculo de las previsiones. En cifras totales, el sector tendrá una caída del 0,3% con respecto al año pasado, siete décimas menos de lo que Exceltur había previsto. La mejora permitirá un año muy similar al pasado, pero un fuerte crecimiento en el segundo semestre que pronostica la reactivación.

El vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, alabó la política turística del gobierno que se ha resistido a aumentar el IVA del sector turístico del tipo reducido al general. “Sabemos que la Comisión Europea está presionando fuertemente a España para que aumente los impuestos al turismo y creemos que esta resistencia ha sido muy acertada”, explicó Zoreda.

Seguridad jurídica

Exceltur también valoró de forma positiva la reforma de la ley de Costas “que dio seguridad jurídica a muchos locales, viviendas y chiringuitos y la prolongación de la ley de arrendamientos urbanos que, a su juicio, pone trabas al alquiler de habitaciones particulares turistas que “compite de forma desleal bajo una profunda opacidad fiscal”.

Pero la patronal no se da por satisfecha y pidió al gobierno una homogeneización de las normativas comunitarias a favor de la unidad de mercado y más bonificaciones fiscales.