El 'todo incluido' de los cruceros aleja a los turistas de la hostelería

El 'todo incluido' de los cruceros aleja a los turistas de la hostelería

Las Autoridades Portuarias de A Coruña y Vigo piden máxima colaboración al comercio y la restauración, sin embargo, son conscientes de que los beneficios aún no son los esperados

Crucero en A Coruña
Hosteleros y comerciantes de A Coruña y de Vigo recelan de los beneficios reales que perciben cuando un trasatlántico atraca en sus puertos. Si bien son conscientes de la situación de crisis actual y llaman a la máxima colaboración con las autoridades portuarias en este sentido, manifiestan la dificultad para atraer a los turistas. El 'todo incluido' en los viajes en crucero aleja los beneficios.

El pasado viernes se inauguró en A Coruña el III Foro de Cruceros, organizado por el Consorcio de Turismo de A Coruña, la Autoridad Portuaria y la compañía MSC Cruises. Representantes de agencias de viajes y gestores turísticos de la ciudad se dieron cita con el fin de recibir asesoramiento sobre la nueva campaña de trasatlánticos del mes de julio.

Petición de las autoridades


Las autoridades destacaron la importancia del “trabajo conjunto” de todos los implicados en el sector, que en 2013 llevará a más de 150.000 pasajeros hasta A Coruña. Así, hicieron un llamamiento a “la unidad y el diálogo permanente” con todos los implicados en el turismo de cruceros, desde las consignatarias y navieras hasta la hostelería y el comercio.

A pesar de la voluntad de unidad, desde la hostelería dejan claro que la llegada de turistas de cruceros no es garantía de beneficios.

“Los cruceros de hoy en día son como hoteles de cinco estrellas por lo que, en muchas ocasiones los turistas bajan a dar una vuelta pero ya tienen 'todo incluido' en el barco”, explica César Ballesteros, vicepresidente de la Confederación de Empresarios de la Hostelería de Galicia y responsable en Pontevedra.

Factores influyentes: la ida y la vuelta

Ballesteros explica que, además del problema fundamental del 'todo incluido' de los cruceros, hay muchos factores que determinan que un crucero vaya a dejar beneficios o no en tierra.

“Influye mucho si Vigo o A Coruña son puertos de salida o no. A la ida aún tienen dinero, a la vuelta ya vienen con los bolsillos vacíos”, explica, para poner como excepción a los turistas británicos: “Esos suelen gastar más cuando hacen una de las últimas escalas aquí, dicen que no quieren volver a casa con euros para cambiar”.

Igualmente, los hosteleros saben que las 'estrellas' del barco pueden marcar su éxito o no. “Dependiendo de la categoría del barco, los turistas tienen uno u otro nivel adquisitivo”, conviene.

Del crucero al autobús


Ballesteros manifiesta que, a pesar de todo, una cosa ha mejorado en Vigo con el paso de los años. “Antes la situación era peor, porque se contrataban muchas excursiones a Santiago. Los turistas bajaban del crucero, montaban en el autobús y ni se les veía. Ahora hay menos paquetes contratados de este tipo”, añade.

Polémica conocida

Mientras la hostelería advierte de la complicación de este turismo, desde los puertos se le pide al sector que se adapte al turista.

“Si viaja por el mundo adelante te das cuenta de que en otras ciudades las tiendas no cierran cuando un barco entra a puerto, aprovechan las horas en las que pueden vender. Nuestros locales no están adaptados a los horarios ingleses”, manifiesta Luis del Moral, director de Rubine e Hijos, la principal consignataria de trasatlánticos del Puerto de A Coruña.