El turismo catalán no teme ni al yihadismo ni a la crisis del rublo

El turismo catalán no teme ni al yihadismo ni a la crisis del rublo

La Generalitat hace un balance triunfalista de la industria pese a las incertidumbres del sector

Gabriel Trindade

Barcelona

14/01/2015 - 14:52h

Felip Puig, en el centro, durante una rueda de prensa
Las turbulencias internacionales no se dejan sentir en el sector turístico catalán. La Generalitat está convencida que los ataques yihaidistas en París no serán un problema en la buena marcha de la industria como tampoco lo ha sido la crisis del rublo que ha generado una caída del mercado ruso. El consejero de Empresa y Empleo, Felip Puig, cree que el turismo catalán goza de buena salud y es capaz de superar escenarios complejos como los de este 2014.

La confianza de Puig nace de los datos sobre el sector que ha presentado este miércoles. Cataluña, la primera comunidad autónoma por gasto turístico y visitantes extranjeros, ha batido récords al igual que lo ha hecho el conjunto de España. La llegada de extranjeros ha aumentado el 7,2% hasta los 16,7 millones mientras que el consumo ha supuesto un 6,1% hasta los 15.000 millones.

"Estamos en la Champions del turismo", ha asegurado el consejero. Una cifra que refuerza su tesis es el nivel de satisfacción de los visitantes. Se sitúa en un 8,6 sobre 10. Puig, además, ha indicado que la calificación se eleva en mercado emergentes, donde la Generaliat piensa centrar sus esfuerzos para seguir creciendo.

En el extenso análisis que ha hecho, el consejero ha reconocido una mancha negra. Pero a medias. Las estadísticas que disponen, realizadas con los datos del Instituto de Estudios Turísticos de España, muestran una caída del 1,1% del gasto medio por turista y estancia respecto a 2013. Se ha pasado de 907 euros a 897. El consejero ha manifestado que si se tiene en cuenta el histórico de 2010 a 2014, el crecimiento aumenta al 12% y ha manifestado que ese pequeño descenso se puede deber a casos muy concretos de algunos mercados, como el ruso o el norteamericano.

La caída del mercado ruso ha sido del 14,4%. No obstante, Cataluña, la comunidad autónoma que más turistas de ese país recibe, ha sabido sobreponerse con otros mercados. En este sentido, ha explicado que la caída de visitantes es un problema pero queda compensado por los incrementos en naciones claves para la industria turística catalana como Francia, Reino Unido, Alemania o Italia.

Además, Puig sostiene que la tendencia se mantendrá durante el próximo año, así que la Agencia Catalana del Turisme redirigida sus esfuerzos de promoción a otros países de la órbita ex soviética. Por otro lado, ha explicado que la caída del mercado norteamericano, uno de los que más gasto realiza, se debe principalmente a la menor presencia de escalas en el puerto de Barcelona. En este sentido, ha informado que durante este año se ha trabajado por explotar otros sectores más allá del crucerismo en el país como puede ser la gastronomía. "La caída de turistas norteamericanos es del 9m8% pero la de su gasto es sólo del 2,7%", ha relativizado.