El turismo de nieve se estanca en Europa y resurge en Asia

El turismo de nieve se estanca en Europa y resurge en Asia

Estaciones de los Pirineos preparan ofertas en torno a los 50 euros para atraer a los esquiadores

Rubén Rodríguez

18/11/2012 - 20:32h

La inminente temporada de nieve se presenta con un nuevo reto para las estaciones de esquí europeas que han visto como su capacidad para atraer turistas se estancaba, mientras crece el número de esquiadores en Europa oriental, principalmente Rusia, y, sobre todo, en Asia.

Al igual que en la economía, en las estaciones de montaña también existen países emergentes. El presidente de la Asociación Catalana de Estaciones de Esquí y de Montaña (ACEM), Xavier Nolla, señaló a cuatro países con estas características, Rusia, Turquía, China y Corea. Frente a su situación, con un “claro crecimiento”, Nolla opuso el estancamiento vivido tanto en Europa Occidental como en Norteamérica. “En Europa, Estados Unidos y Canadá el esquí está plano porque la demografía no sube. La buena noticia es que, a pesar de la crisis, tampoco ha bajado el número de esquiadores", explicó

Con este dato para el optimismo, las estaciones pirenaicas se han propuesto volver a crecer, para lo que preparan paquetes de ofertas que permitirán a los viajeros esquiar por precios que rondan los 50 euros. Así, Nolla vaticinó llegar a los 2 millones en la jornada de invierno en Cataluña, lo que supondría un crecimiento de 0,3 millones. “El año pasado llegamos a los 1,7 millones, pero la temporada estuvo marcada por la poca nieve, lo que obligó a comenzar más tarde".

50 euros entre alojamiento y remontes

"El paquete básico comienza con los remontes, con un precio máximo por ejemplo en Baqueira de poco más de 40 euros", planteó Nolla. Sin embargo, se puede acceder a otras estaciones catalanas por un precio todavía inferior, “entre los 25 y los 35 euros”, aseguró.

En cuanto al alojamiento, la gama de precios oscila desde los establecimientos de cinco estrellas hasta un albergure de la Generalitat, “donde tienes una oferta de pensión completa por apenas 30 euros”, explicó Nolla. "El coste del viaje, claro está, ya depende del kilometraje", destacó.

Tasa turística


Nolla enfatizó, asimismo, que la tasa turística catalana afectará muy poco a las estaciones, puesto que en la mayoría de los hoteles es de 0,75 euros, aunque matizó que puede tener más influencia en la ciudad de Barcelona. Así, agregó que, en cualquier caso, ésta es la misma que en Francia y toda Europa, por lo que señaló que "acabará al final siendo igual en toda España".