El turista español, en peligro de extinción

El turista español, en peligro de extinción

Los desplazamientos caen otro 3% en temporada alta y acumulan retrocesos anuales del 25%

Redacción

28/08/2013 - 10:44h

Los turistas españoles viajaron el 6,9% menos en los siete primeros meses del año, con 86,4 millones de desplazamientos hasta el mes pasado, según los datos avanzados este miércoles por el ministerio de Industria, Energía y Turismo.

La caída afectó a todos los tipos de viaje y motivos, excepto a los desplazamientos para visitar a familiares o amigos, los únicos que mostraron un ligero avance.

Respecto al alojamiento, cayeron los viajes en los que se optó tanto por el alojamiento hotelero como por el no hotelero. Solo la casa de familiares o amigos experimentó un tímido avance.

Por comunidad de destino, destaca el aumento en cuanto a viajes recibidos de los dos archipiélagos, la Comunidad Valenciana, Extremadura, Navarra y el País Vasco.

Caída en temporada alta


Durante julio, los residentes realizaron 16,7 millones de viajes. Supone una caída del 2,9% con respecto al año anterior, con descensos en los viajes internos y especialmente en los viajes al extranjero, volviendo de nuevo a resultados negativos, tras el repunte del 11,6% experimentado en junio.

La disminución de los viajes de vacaciones de verano no pudo compensarse con el incremento en los viajes de fin de semana.

Además, la caída en los viajes perjudicó tanto al alojamiento hotelero como al no hotelero, a pesar del ligero aumento de los viajes en los que se utilizó la vivienda de familiares o amigos.

Retrocesos anuales

Según la encuesta que publica los datos definitivos correspondientes a abril de 2013, los españoles realizaron 12,1 millones de viajes, lo que supone un retroceso del 25,2% en un año.

El resultado estuvo condicionado por el efecto calendario de la Semana Santa, al celebrarse en su mayor parte en el mes de marzo. Los viajes de fin de semana aumentaron un 12,4%. No obstante, no pudieron compensar las caídas del resto de tipos de viajes.

A pesar de que los españoles realizaron más viajes de ocio, vacaciones y para visitar a familiares o amigos, que de otro tipo, éstos fueron los que registraron mayores caídas.

Destinos por comunidades

En abril, casi cinco de cada diez desplazamientos tuvieron como destino Andalucía, Comunidad Valenciana, Catalunya y Castilla y León, a pesar de que todas ellas registraron notorios retrocesos. El resto de comunidades no fueron excepciones y también sufrieron descensos derivados de la Semana Santa.

En cuanto al alojamiento, en ocho de cada diez viajes se escogió el alojamiento no hotelero, cifra similar a la del año pasado, con un gran peso de los viajes en los que se optó por residencias de familiares y amigos.

Al contrario que la situación en marzo, las cifras de los viajes con alojamiento no hotelero fueron superiores a las de aquellos que usaron el hotelero, a pesar de que se registraron descensos significativos en ambos.

Todos en coche

Los viajes realizados por carretera continuaron siendo mayoritarios. Sin embargo, todos los viajes, tanto por vía terrestre como por vía aérea sufrieron importantes caídas.