El visado de un año para los turistas rusos entrará en vigor en enero

Marián Muro, directora de Turismo de Cataluña, en la pasada feria MITT de Moscou

El visado de un año para los turistas rusos entrará en vigor en enero

Brasil y Rusia destacan por encima de China o India como países prioritarios para el mercado turístico español a corto plazo

El visado de entrada múltiple y por un año de duración para los viajeros rusos que visitan España abre un horizonte enorme de posibilidades que las agencias de viajes deberán saber aprovechar. “A partir de enero de 2012 ya no tendremos problemas en este sentido”, ha declarado el director del Centro de Promoción Turística de Cataluña en Rusia, el veterano Josep María Perramón, que lleva ocupando este puesto desde 1992.  A la Administración central le corresponde aplicarse para facilitar la medida.

El anuncio se ha realizado este viernes en el marco del fórum anual de la Asociación Catalana de Agencias de Viajes (ACAV), que se ha centrado en esta edición en el papel de los mercados emergentes. Perramón ha matizado después ante los periodistas que se han hecho todos los esfuerzos posibles por parte de la Dirección de Turismo de Cataluña y del CPT en Moscú con la Administración española para que el visado pueda ver la luz con el inicio del nuevo año, aunque no ha podido garantizar una fecha segura para su aplicación efectiva.

Menos dependientes de los tour operadores

La significación más importante de este nuevo visado es que permitiría a los turistas entrar tantas veces como quieran en la UE, eso sí, vía España y durante un año. Otro valor añadido es que puede ayudar a romper el grado de dependencia muy elevado que tiene el turista ruso respecto a las mayoristas y tour operadores a la hora de viajar al exterior. “Las reservas vacacionales las empezarán a hacer por vía directa, desde la propia pantalla de su ordenador, y no por los tour operadores, ha explicado el representante de Turismo de Cataluña en Rusia y las Repúblicas ex-soviéticas.

Esto obligará a las agencias a ser más proactivas, cuidar detalles como la incorporación del ruso en sus portales on line, convertirse en prescriptoras, a la vez que favorecerá tanto el incremento del turismo individual como el de otros segmentos del mercado como el de congresos y convenciones y el turismo urbano. Al mismo tiempo, el visado relativizaría el papel de garante que se atribuye a las agencias de viaje receptoras, que ahora tienen que asegurar que el visitante vuelve a su país y no se queda aquí como ilegal. Josep Maria Perramón ha destacado igualmente el esfuerzo realizado en repúblicas como Ucrania, donde el número de visados para visitar España ha pasado de 10.000 a 40.000 por año.

Rusa y Brasil, claves para internacionalizar las empresas

Con 170 euros de media de gasto diario, el turismo ruso es uno de que va a seguir protagonizando la eclosión de los mercados emergentes. “Hay dos mercados a corto y medio plazo, el ruso y el brasileño, que ya tienen flujos de turistas muy importantes con España y donde podemos ahondar en la internacionalización de nuestras empresas”, ha esgrimido por su parte Jordi Schoenenberger, responsable nacional de Turismo y Ocio en la consultora Deloitte.

En el mercado brasileño, 450.000 brasileños han viajado por España en el último año. La cifra, adelantada por Eduardo Sanovics, ex-presidente de Embratur entre 2003 y 2006, supera con mucho a los datos conocidos de un cuarto de millón de viajeros procedentes del gigante sudamericano. La diferencia se explica porque esta última cifra registra el paso de los turistas brasileños que entran por las fronteras españolas, pero no los que han entrado por otros países de la UE y que terminan recalando también en España.

Hacia las tres semanas de vacaciones en China

También se ha hablado de China e India en el encuentro anual de las agencias de viajes catalanas. Amadeo Jensana, director de Programas Económicos y Cooperación de Casa Asia en Barcelona, ha recordado que China está instaurando, paulatinamente, las 3 semanas de vacaciones anuales. 102.000 viajeros chinos llegaron a España, lo que supone un 22% de crecimiento, contra los 77.000 ciudadanos procedentes de la India. “Los países asiáticos han sufrido muy poco la crisis, y el sueño para cualquier viajero de esa zona es venir a Europa. Es un elemento que tienen en común”.

Para este interlocutor,  entre los países BRIC a nivel turístico China tiene y tendrá la primacía. “La India va diez años por detrás”, aunque Jensana ha significado el papel de acciones promocionales rutilantes como las películas de Bollywood filmadas en territorio europeo, como ha sucedido en los casos de España y Suiza recientemente.