El "vuelva usted mañana" frena el turismo chino a España

El "vuelva usted mañana" frena el turismo chino a España

Sin trabas en los visados aumentarían un 20% las llegadas, concluye un estudio

Ignasi Jorro

Barcelona

08/03/2015 - 15:05h

El incremento en el gasto de los turistas chinos, una de las buenas noticias

España está perdiendo el tren del turismo chino, que en la próxima década aumentará exponencialmente en toda Europa. Un estudio de la cadena IHG y Oxford Economics revela que las llegadas de visitantes aumentarán en 3,4 millones en EEUU y en 1,2 millones en Francia. España, tercer destino mundial en número de llegadas, no aparece entre los diez mayores beneficiados.

Los expertos citan varias razones para explicar los malos resultados. "Primero, la obtención de visados. Si un permiso para viajar a España me cuesta tres o cuatro días de gestiones, viajaré a otro sitio", señala Kurt Grötsch, director y fundador de Chinese Friendly España.

Su razonamiento lo apuntalan las cifras. El trabajo concluye que más facilidades en visados significa un 19.9% más llegadas al destino.  Aún así, viajar a España sigue siendo complicado. "Los países del Espacio Schengen han mejorado los procedimientos. Pero persisten los prejuicios: los visitantes chinos aún se ven como inmigrantes en los consulados españoles en China (gráfico inferior). Y éso afecta", añade Grötsch.

Sol y playa, no

Por otro lado, se menciona un mal posicionamiento. "Los chinos rechazan el sol y la playa. Y, si quisieran pasar unas vacaciones así, viajarían a Tailandia, con mejores playas y más limpias", asegura el profesional. Por contra, las rutas urbanas culturales y el shopping sí funcionan.

En efecto, el estudio de IHG y Oxford revela que el 85% de turistas chinos visita grandes ciudades. En lo que respecta al turismo de compras, el trabajo menciona el poder adquisitivo de los chinos: gastan de media 1.291 euros en destino o 396 euros por noche. Y el volumen es grande: en 2023, el número de hogares chinos que podrán viajar a un destino de larga distancia --como España-- será de más de 93 millones.

Capturar esa porción, no obstante, no será fácil. "Madrid y Barcelona, que en esencia son los mejor posicionados, compiten con más de 1.000 destinos urbanos. Las autoridades de ambas ciudades deben prepararse ya o perderán comba", añade Grötsch.

Image and video hosting by TinyPic

Conectividad aérea

El número de turistas chinos a España fue de 285.000 en 2014. Aún así, sólo Air China ofrece conectividad aérea con la Península, con cuatro vuelos por semana a Madrid y otros tantos a Barcelona. "Están contentos con la conexión Madrid-Beijing. Creo que en los años venideros veremos más enlaces de la capital china a Suramérica vía Madrid", explica José Ignacio Gómez, comandante de Air China.

Según el profesional español, la conexión a Barcelona "se trata de algo más puntual" con menos recorrido que la capital española. En cualquier caso, establecer nuevas rutas aéreas depende de acuerdos con turoperadores que, según Chinese Friendly, empiezan a mostrar interés.

"A la nueva clase media china le gusta comprar, y España es un paraíso en este sentido. Aún así, la Península tiene cierta fama de país inseguro, y los tópicos de flamenco, toros y paella están muy enraizados en el país", resume el comandante.

En 2014 hubo 67,5 millones de desplazamientos de ciudadanos chinos fuera de las fronteras del país. El número alcanzará una cifra cercana a los 100 millones en 2023, con un incremento anual sostenido del 5%.