Erasmus y la movilidad estudiantil

Erasmus y la movilidad estudiantil

España es, hasta 2013, el país que más estudiantes recibe y manda al extranjero

02B

Barcelona

17/12/2015 - 17:32h

Un grupo de estudiantes de Erasmus.

La movilidad estudiantil en países extranjeros se ha normalizado por medio de las famosas becas Erasmus. La posibilidad de poder estudiar en el extranjero es una gran oportunidad para los jóvenes universitarios que desean labrarse un futuro en un mundo cada día más globalizado.

España es el país que más estudiantes Erasmus acoge y, hasta 2013, el que más estudiantes mandaba. Y es que a pesar de los estereotipos relacionados con los Erasmus (mucha fiesta y pocas clases) el último estudio lanzado por la Comisión Europea nos muestra como los antiguos beneficiarios de esta beca tienen un 23% menos de tasa de paro transcurridos cinco años de su graduación que el resto de graduados, siendo sus posibilidades de sufrir desempleo de larga duración (superior a un año) la mitad que la de sus compañeros. Así mismo, según este estudio, el 77% de los antiguos alumnos Erasmus lograrán un puesto de directivo medio o alto en un periodo de 10 años. El 85% de los 80.000 encuestados en este estudio subrayan la importancia de realizar una experiencia laboral en el extranjero como parte de su formación, de estos, el 40% lo lograron.

El éxito de este tipo de becas está propiciando su ramificación y evolución. Además de las becas Erasmus práctica (becas Leonardo), contamos con las becas Erasmus plus, enfocadas a los alumnos de formación profesional y también en aquellos que desean realizar un año de voluntariado (antiguo Servicio de Voluntariado Europeo).

Pero aunque la movilidad estudiantil en el ámbito internacional sea relativamente novedosa, la movilidad dentro del territorio español es prácticamente una tradición. Ciudades como Granada, Salamanca, Madrid o Barcelona están llenas de estudiantes de otras ciudades que deciden mudarse para recibir la formación universitaria que no pueden encontrar cerca de sus casas.

Un buen ejemplo en cuanto a oferta de formación especializada y con futuro es el Máster en Gestión de Servicios Sociales que el instituto de formación continua IL3 oferta en Barcelona. Teniendo en cuenta el progresivo envejecimiento de la población europea, el cual es aún más pronunciado en España, este campo ofrece muchísimas salidas profesionales.

Por todo esto, no parece mala idea buscar fuera de casa ese futuro profesional que tanto se nos puede complicar cuando decidimos limitarnos a nuestra región de origen; al fin y al cabo, aunque nos vallamos, siempre podremos volver.