España se salva del miedo de los británicos a los países intervenidos

España se salva del miedo de los británicos a los países intervenidos

El operador de aeropuertos BAA muestra la caída del flujo de turistas a los PIGS

Gabriel Trindade

15/06/2012 - 19:24h

El diario inglés The Telegraph se hacia eco esta semana de unos datos del operador de aeropuertos BAA donde se señalaba que los súbditos británicos evitán viajar a los PIGS --acrónimo inglés utilizado para referirse a los países del sur de la Unión Europea: Portugal, Italia, Grecia y España-- por la imagen dada por la crisis económica. Los datos muestran una caída de sobre el 10% del tráfico a Portugal, Grecia e Italia. Sin embargo, en el caso de España, el porcentaje se reducía al 2,5%.

"Aún es pronto para sacar conclusiones del impacto de la intervención europea sobre el turismo", explican fuentes del Ayuntamiento de Salou. Esta población catalana está totalmente enfocada al sector turístico y su principal fuente de clientes extranjeros es el mercado británico, que representa el 33% del total de visitantes del municipio. "Los ingleses que nos visitan, en su mayoría familias, acostumbran a programar sus vacaciones con mucha antelación en noviembre y diciembre. Por eso no sabemos cómo nos va a afectar", explican.

El caso de Barcelona

En una línea similar, Turismo de Barcelona indica que es imposible saber a día de hoy los efectos de la intervención aunque señalan que en los últimos años los británicos han perdido cuota de mercado en la capital catalana. Con los datos en la mano, los ingleses significaban el 8,1% del total de los turistas de la ciudad. En 2011, ese porcentaje se ha rebajado hasta el 7,2 y situarse en los 529.356 visitantes. "Se trata de una tendencia que se viene dando por la depreciación de la libra esterlina y por la propia crisis económica mundial", aseguran fuentes de la institución.

Pese a ello, estos datos pueden ser engañosos para el sector porque, por ejemplo, si miramos los indicadores de gasto por tarjeta de crédito del año pasado, las cifras británicas aumentaron.

Otro dato que invita al optimismo es que la demanda de alquiler vacacional en España ha aumentado el 24% en mayo. Principalmente gracias al turismo británico que demandó el 63% más de solicitudes para alquilar apartamentos que en el año anterior, según datos de la compañía de alquiler de alojamientos vacacionales Homelidays.