Exceltur repele el debate sobre los mini sueldos que paga el turismo

Exceltur repele el debate sobre los mini sueldos que paga el turismo

Zoreda se “niega a valorar si son altos o bajos” pero el INE certifica que se trata de los peores

Ismael García Villarejo

Madrid

09/07/2014 - 13:33h

El lobby de empresarios cuya misión es lograr “la excelencia turística”, Exceltur, ha repelido el debate sobre los mini sueldos que el turismo paga a sus profesionales, particularmente en subsectores como la restauración.

“No voy a valorar si son altos o bajos”, ha contestado el vicepresidente de la patronal. “En todo caso, pregunte a las 60.000 personas más que hoy tienen trabajo gracias al turismo”, ha zanjado José Luis Zoreda.

La industria del viaje ha crecido en España el 3,1% durante el primer semestre del año. El dato compara con el 0,9% medio de evolución de la economía en conjunto.

A pesar del papel de “locomotora” que los informes atribuyen a la actividad, el Instituto Nacional de Estadística (INE) conectaba las alarmas en su último estudio.
 
 
El mayor punch del turismo contrasta con el retroceso de hasta el 4% de algunas nóminas que paga
 
No hay nadie que retribuya peor en España, al menos desde el punto de vista oficial. El mayor punch del turismo en los últimos seis meses contrasta con el retroceso de hasta el 4% de algunas nóminas que paga.

Por ejemplo, los restauradores liquidan 13.867,02 euros al año. Se trata del 39% menos que la cantidad que percibe el promedio de los trabajadores, que se desarrollan en otras aéreas de expansión más modesta que el turismo en términos de PIB.

El montante se añade al elevado grado de temporalidad y a los expedientes de regulación de empleo (ERE) que las empresas del sector aplican con insistencia desde la entrada en vigor de la reforma laboral, según denuncian las secciones de turismo de los sindicatos UGT y CCOO.

Aunque Zoreda esquiva el análisis de la calidad del empleo que genera el sector al que representa, la propia Exceltur ha publicado un informe en el que podría hallar argumentos, en términos numéricos, sobre por qué el turismo paga menos que otras actividades no tan boyantes.

La industria apenas ha crecido 2,4 puntos netos desde 2000 aunque el año pasado batió todos los récords de visitas, con 60 millones de turistas internacionales. En términos de gasto, los viajeros inyectan a los negocios 5,4 puntos menos que al inicio de siglo. Los niveles de rentabilidad son reducidos.
 
 
En términos de gasto, los viajeros inyectan a los negocios 5,4 puntos menos que al inicio de siglo
 
Para el director de estudios de Exceltur, Óscar Perelli, el problema retributivo se solucionará cuando los destinos maduros sean capaces de mejorar el producto y, por tanto, lograr más ingresos con una oferta de calidad.

Esta modernización pasa necesariamente, según Exceltur, por la luz verde a incentivos para las empresas que inviertan en este sentido. Éstos ya deberían incluirse en la próxima reforma fiscal.

Esta petición se une a la reclamación de un nuevo marco legal que regule “la economía sumergida”, léase Airbnb o Uber, exponentes de la economía colaborativa.

Desde el Gobierno se advierte de que el sector debe adaptarse sin más legislación a las nuevas tendencias de consumo, amparadas en Internet. Zoreda ha vuelto a echar balones fuera: “La tentación del político es quitarse el muerto del medio, sobre todo cuando hay elecciones”.