Fabra promete la libertad total de horarios en Valencia

Fabra promete la libertad total de horarios en Valencia

La decisión es bien recibida por las grandes superficies pero rechazada de plano por la patronal del comercio

Javier Cavanilles

Valencia

24/09/2013 - 18:18h

El éxito de las cuatro primeras Zonas de Gran Afluencia Turística (ZGAT) es el argumento utilizado por Alberto Fabra (PP), presidente de la Comunitat Valenciana, para anunciar que la libertad de horarios se extenderá en breve por toda la región. De este modo, según las necesidades, los municipios podrán introducir una medida que, básicamente, les permita avanzar en esta dirección.

El anuncio ha sido bien recibido por las grandes superficies pero con críticas por parte de las pymes.

Fabra presentó la medida en su primera intervención en el debate de política general de Valencia y cifró en 14.000 los puestos de trabajo --directos e indirectos-- que ha generado esta política.

Las Zonas de Amplia Afluencia Turística comenzaron a aplicarse en la Comunitat Valenciana a principios de año. El objetivo es posibilitar a los establecimientos en las áreas más visitadas por los turistas la ampliación de los horarios (hasta 24 horas al día) y el número de festivos que pueden abrir sus puertas.

Siete zonas en la Comunitat

En la Comunitat Valenciana existen siete ZGAT. De ellas cuatro están en Valencia: varios tramos del río Turia, la Marina Real, Ciutat Vella y L’Eixample y las inmediaciones del estadio del Levante. Alicante aplica la medida en el centro, y Orihuela y Torrevieja también se han sumado. En Castellón, tras un debate con todas las partes, el ayuntamiento decidió no implantar la media. Las grandes firmas del sector han valorado muy positivamente la iniciativa. Según los datos facilitados por ANGED (Asociación Nacional de Grandes Superficies), se ha registrado un incremento de las ventas en un 20%.

Desde la entidad aseguran que “para aprovechar al máximo todo el potencial de gasto, generación de empleo y riqueza de los turistas internacionales es necesario seguir avanzando en la libertad de horarios comerciales”.

Crea empleo

Sobre el debate del empleo, la asociación se remite a los datos de la EPA en la Comunitat Valenciana: 1.900 empleos menos. “El principal beneficiario es el turista, pero mayor la actividad económica beneficia a toda la ciudad. No es correcto hablar de desaparición de puestos de trabajo: en Madrid, donde la libertad es total, se han creado 26.000 desde que entró en vigor la medida”, apuntan desde ANGED.

Pero sobre todo, insisten en que “no estamos pidiendo nada nuevo. Los bares, los hoteles… la libertad de horarios en total en los sectores relacionados con el turismo así que el comercio no debe quedarse al margen”. La entidad valoró positivamente la decisión de la Generalitat.

Sin avisar, sin concretar


La opinión de Covaco (la patronal que agrupa a las pymes y autónomos del sector) es muy distinta. En primer lugar, según la presidenta de la entidad, Encarna Sanchis, la decisión les ha cogido “por sorpresa”. “Resulta extraño que cuando se está hablando de poner en marcha un Plan Estratégico del sector, se anuncie esta medida sin ni siquiera habernos informado”.

Desde la entidad aseguran que “no existen datos para decir que el efecto esté siendo positivo, más bien lo contrario. Pero si de verdad es tan bueno, que nos reciba el presidente Fabra y nos los muestre, y a lo mejor nos convence”.

Para Sanchis la libertad de horarios, de momento, “sólo se ha traducido en una caída de las ventas y una disminución del empleo en un sector en el que el 99% son pequeña y mediana empresa y autónomos”.

El mito del turismo

Aunque la medida que anunció el presidente Fabra se justifica en la afluencia turística en la Comunitat Valenciana --aseguró que este sector seguiría siendo el motor económico de la autonomía y que supone el 13% del PIB-- los últimos datos hechos públicos son contradictorios.

Por un lado, la Comunitat recibió en agosto 846.180 visitantes internacionales (95.235 más que el año anterior), lo que supone un incremento del 11,5% con respecto al 7,1% de la media nacional. El turismo nacional aumentó un 11,4%.

Sin embargo, el gasto medio descendió. Incluso en un sector como la restauración, se calcula que el gasto medio de un turista en julio fue de 24,2 euros y de apenas 23 euros en agosto. El sector ha denunciado que el modelo que utiliza la Comunitat, basado en la cantidad de visitantes más que la calidad, pueda acabar siendo la causa de su desaparición.

Los cruceristas

El principal argumento de la administración son los cruceristas pero hasta el conseller de Economía, Máximo Buch, reconoció en agosto que “gastan poco” aunque son muy importantes para difundir la imagen de la Comunitat en el mundo. El sector opina que apenas se dejan diez euros al día --ya que disponen de todo en los barcos-- pero también reconocen su valor estratégico.

Los últimos datos difundidos por Puertos del Estado señalan que en 2013, su cifra ha caído. Hasta julio, Alicante registró un descenso del 52,28% mientas que Valencia un 6,78%. Esta tendencia es generalizada en España.