¿Fin de la burbuja? España pierde 140.000 turistas rusos en un año

¿Fin de la burbuja? España pierde 140.000 turistas rusos en un año

Las 'boutiques' cuentan 20% menos clientes del Este tras la caída del rublo y la implosión de Ucrania

Ignasi Jorro

Barcelona

29/12/2015 - 19:24h

Outlet de La Roca Village, donde la afluencia de compradores rusos es menor.
España ha perdido 139.477 turistas rusos en un año. Lo confirman los datos de la última encuesta Frontur de movimientos en frontera. Los destinos españoles se habían anotado 1.386.730 turistas rusos hasta noviembre, por debajo de los 1,53 millones de noviembre de 2013.

Sin ser alarmante, la cifra indica una disminución de un 10% de visitantes del gigante euroasiático a la Península Ibérica. Los números muestran que el comportamiento del turista ruso ha sido errático en 2014. En marzo, la revolución en Ucrania y posterior independencia de Crimea costaron a España un 1.2% de la base de turismo ruso de 2013: más de 52.000 visitantes.

El flujo de veraneantes del Este se estabilizó en el segundo trimestre, con repuntes en abril y cifras casi idénticas en junio. No obstante, el sexto mes del año fue donde más se acusó el descenso: España cedió un 14% de visitantes: más de 38.000 dejaron de venir. La caída ha sido constante hasta noviembre, último mes de la serie de datos de Frontur.

Clientes queridos

La congelación del turismo ruso se notado en los destinos turísticos españoles. "Estamos a la espera del último cálculo del tax-free, pero nuestra estimación es que hemos perdido un 20% de clientes rusos", indican desde la tienda de Bikkembergs en el Paseo de Gracia barcelonés.

Este extremo lo confirman en Vinçon, icónica firma de diseño también sita en la llamada 'Milla de Oro' barcelonesa. "A los rusos que venían a España les gustaba la calidad, las cosas bonitas. Pero desde hace dos meses los tax-free de esta nacionalidad han caído en picado", afirman fuentes de la boutique.

No sólo en Barcelona ciudad se nota el impacto. En el outlet de La Roca Village, Armani también nota menos movimiento. "Nuestra store en particular no, pero en el complejo en general sí que se han reducido las visitas de este tipo de turistas", confiesa una vendedora.

Tormenta perfecta

España no se ha metido sola en este brete. Destinos tan variopintos como los Alpes franceses, Israel, Dubái o Tailandia también sufren la atonía rusa. ¿Las causas? "La depreciación del rublo (gráfico inferior) y la desaceleración económica de agosto a noviembre ha tenido un impacto palpable", señala el Financial Times con respecto al último destino.


fuente: tradingeconomics.com

Hay más. "A raíz de la crisis en Ucrania, también hay dificultades con los visados, los que logran llegar a España lo comentan", concluyen desde la boutique del diseñador de calzado belga en la ciudad condal.