Fitur hace aguas

Ifema pierde 900 expositores y reduce en un 15% los metros cuadrados vendidos para la Feria Internacional del Turismo

Feria de Madrid (Ifema) y el sector turístico podrían no entenderse, al menos en cuanto a la comercialización de salones se refiere. A pocos días para que empiece la trigésimo segunda edición de la Feria Internacional del Turismo (Fitur) --se inaugura el 18 de enero--, los indicadores del ritmo de comercialización señalan una clara caída de facturación para Ifema. Sin embargo, el volumen de negocio que moverán los visitantes profesionales no se resentirá.

La cifra de ventas, gestionada entre asistentes, que moverá el salón será, cuando menos, similar o incluso mayor que en la última edición, según las previsiones del sector. Para los profesionales, la feria sí será un negocio ya que muchas de las empresas apeadas de la exposición sí acudirán con delegados a Fitur. Cabrá esperar a las cifras de facturación que Ifema amase en taquilla por ese concepto.

Mientras tanto, hasta 900 expositores han dado el plante a Fitur con el consecuente impacto en el volumen de negocio que este salón profesional supone para el complejo ferial.

Hasta el momento han contratado su asistencia 9.500 expositores que suponen una fuga de 930 expositores y una reducción del 15% en la superficie comercializada. A pesar de esta contracción, Ifema continuará destinando 10 pabellones a la principal feria turística española. En la edición de 2011 participaron 10.434 expositores, el 8,95% más que en la actual.

“Estoy convencido de que, aunque los ingresos de Ifema caerán debido a la crisis, el número de visitantes profesionales será mayor que otros años y que se alcanzarán un buen número de acuerdos”, apunta el coordinador del sector turístico de la patronal CEOE, Joan Gaspart. “Las empresas deben acudir a Fitur, puesto que en plena crisis es cuando hay que realizar mayores esfuerzos, sin embargo es cierto que la presencia física está en duda”, destaca el vicepresidente de la patronal.

Berlín y Londres, resisten

Fitur es una de las tres mayores citas anuales para el turismo en Europa. Londres y Berlín compiten con la capital española con sus salones profesionales. En ambos casos, los organizadores han contenido la hemorragia, aunque sus resultados también se han resentido por el actual ciclo económico. A pesar de las dificultades generales, la londinense World Travel Market cerró el balance de 2011 con 183 nuevos expositores.