Fitur pierde 10.000 metros cuadrados de expositores pero se niega a admitir la crisis

Antonio Vázquez, presidente de IAG y del Comité de Fitur, y Ana Larrañaga, directora de la feria

Fitur pierde 10.000 metros cuadrados de expositores pero se niega a admitir la crisis

La feria madrileña atribuye el recorte de espacio al ajuste del 7% de las comunidades autónomas

La 32 edición de Fitur, el principal evento del sector turístico español, está en la recta final. Ni el recorte del 7% de las comunidades autónomas ni la negativa de Francia a asistir preocupan a la actual dirección del certamen ferial. La cita turística abrirá sus puertas el próximo miércoles con 10.000 metros cuadrados de exposición menos que los vendidos el pasado año, cuando se ocuparon 75.000.

Los rectores del certamen atribuyen esa bajada al ajuste presupuestario realizado por los autonomías y sus organismos de promoción turística. Así, algunas de las comunidades concentrarán los esfuerzos y participarán de manera conjunta en el evento turístico para afrontar la crisis.

A pesar de esa tozuda realidad estadística, Fitur estima que logrará una cifra de asistencia similar o superior a la de la pasada edición, cuando se alcanzó un total de 209.260 visitantes. Según ha explicado la directora de la muestra, Ana Larrañaga, a 02B, este 2012 se ha decidido incrementar los precios en un 3%, en línea con el índice de precios de consumo (IPC), hasta situarlos en 130 euros por metro cuadrado de exposición.

A juicio de los responsables feriales, estos datos contradicen el argumento de Francia para no participar este año en Fitur. Según dijeron para justificarse, la participación en la feria resulta cada vez “más cara” --el 12,5% más-- y además tiene “menos asistencia” de profesionales y público.

En concreto, el director general de Atout France, Christian Mantei, explicó la retirada de la feria madrileña por la pérdida de alrededor 20.000 visitantes que ha sufrido Fitur en los últimos cinco años.

Críticas a Francia

Ante el desaire de los promotores del turismo francés, el presidente ejecutivo de Ifema, Luis Eduardo Cortés, se ha dado prisa en asegurar este lunes que cualquier país tiene derecho a cambiar su programación anual y establecer prioridades, pero ha criticado lo que considera la divulgación, por parte de Atout France, de “datos falsos”.

Sin entrar a enjuiciar si Fitur ha perdido fuelle, Larrañaga ha explicado a este medio que cada expositor hace su propia valoración de la feria, en función a sus expectativas y de los resultados que obtiene al acabar la muestra.

Necesidad de llenar

Según Cortés, el metro cuadrado de Fitur es “bastante más barato” que el de la feria de Londres y de Berlín. Minimizando la importancia de la estocada del país vecino, el directivo ha revelado que Francia no asistirá al certamen, pero tendrá una representación en Fitur a través de 19 empresas.

La organización no ha querido entrar a considerar si en las últimas semanas se han visto obligados a vender metros a expositores a precios inferiores a los de la tarifa oficial, tal y como sostienen medios del sector.