Globalia cierra 2012 con pérdidas de 17 millones de euros

Globalia cierra 2012 con pérdidas de 17 millones de euros

El gigante turístico mantiene su facturación alrededor de los 3.000 millones

Gabriel Trindade

31/01/2013 - 17:56h

El fundador de Globalia, Juan José Hidalgo
Globalia ha entrado en números negativos por primera vez en toda la crisis. El grupo turístico que preside Juan José Hidalgo ha perdido 17 millones de euros durante el 2012. Sin embargo, su máximo responsable ha asegurado que el resultado obtenido es mejor de lo que se esperaban en el actual entorno económico.

La compañía había resistido hasta este ejercicio. Desde 2009, cuando alcanzó los 32 millones de beneficio, el margen se ha ido reduciendo poco a poco. Solo un año más tarde se redujo hasta los 17 millones. Al siguiente, el resultado bajó en picado hasta los 1,5 millones positivos y parecía casi imposible evitar los números rojos en 2012, como, finalmente, ha ocurrido.

Factores

En el marco de la Feria Internacional de Turismo (Fitur), que se celebra en Madrid hasta el domingo, Hidalgo ha explicado que estas pérdidas se deben a “la subida del precio del combustible, los problemas con los controladores y la reorganización que se ha llevado a cabo en Air Europa”.

Precisamente, el presidente del grupo ha acudido a Fitur a presentar una nueva ruta de su aerolínea. La compañía aérea volara tres veces por semana a partir del segundo trimestre del año a Montevideo (Uruguay). El nuevo destino se trata de uno de los que Iberia ha dejado de operar debido a su reestructuración. "La ocupación del vuelo rozaba el 80%, así que no se puede decir que no fuera rentable", ha asegurado un alto cargo del grupo con sede en las Baleares.

Sustituir a Iberia

"Estamos dispuestos a sustituir a Iberia en todos los destinos que abandone", ha asegurado Hidalgo. El máximo responsable de Globalia ha asegurado contundentemente que el repliegue de la aerolínea ofrece una oportunidad. "El resto de compañías debemos aprovechar su adelgazamiento".

Hidalgo afirma que no desiste en su empeño de llevar a Air Europa a la T4 de Barajas. "Todo el mundo conoce mi opinión al respecto", ha indicado. Sin embargo, ha reconocido que, por ahora, la única solución es ser paciente. "Esperaré lo que tenga que ser", ha sentenciado.