Hidalgo: “Os voy a contar mi historia”

Hidalgo: “Os voy a contar mi historia”

El dueño de Globalia, invitado en el Foro Europa, relata cómo construyó el grupo desde cero "y sin ayudas". Reivindica su derecho a la T4 y pronostica la caída del número de pasajeros en la aviación española por culpa de Aena [Incluye video]

“No sabía si leeros un discurso, que no lo he hecho nunca, o bien hablar espontáneamente, que se me da mejor”. Juan José Hidalgo, el dueño de Globalia -la matriz de Air Europa y Halcón Viajes— ha optado por improvisar en el Foro Europa, cónclave de debate madrileño entregado por completo este jueves a la figura del empresario salmantino. “No sé si tendré tiempo en 20 minutos para contaros mi historia…”

Pero los tuvo. “Mi padre, no quería que dejara el pueblo. Pero al final fue mi madre la que me ayudó a viajar a Suiza”. Hidalgo supo desde joven que la vida rural no era para él. “Cuando ibas a los entierros te dabas cuenta de que el traje que llevaban era el mismo de la boda”, ha parafraseado irónicamente ante los más de 400 invitados, entre ellos el ministro de Industria y Turismo, José Manuel Soria, y la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes. Los tres hijos del empresario escuchaban.

“Me fui a Suiza y cambió mi vida”. Allí “ordeñé 12 vacas” hasta que se compró un Mercedes en Zurich con el que llevaba a los emigrantes españoles “hasta sus casas”. Fue el embrión de la primera compañía: una flota de autobuses, hasta que “me echaron de la carretera”. En Salamanca “yo no era una persona grata”.

Air Europa, la mejor

Por este motivo, Halcón Viajes nació en Cáceres. La primera oficina la montó su hermano por las trabas burocráticas que a él le imponían. A pesar de todo, “he levantado esta compañía desde la nada y sin ayudas públicas”. Globalia es hoy un conglomerado de 20.000 empleados y 3.500 millones de euros en facturación.

“He pasado muchas penurias, pero empezamos a montar un tinglado importante con Halcón creciendo por un lado y Air Europa (que compró tras su quiebra a los ingleses) por el otro”. Hidalgo está convencido de que España se ha beneficiado de su actividad. Dice que ha demostrado a Iberia que “somos mejores, con la flota más moderna y eficaz”.

Pero Hidalgo ha colado algunas reivindicaciones en medio de su historia personal. En España existe, a juicio del septegenario empresario, una “mochila muy pesada” que no permite competir “contra Ryanair”. Pero “nos va mejor”, gracias al ERE en Air Europa, admite Hidalgo.

“Quiero ir a la T4”

"Las tasas aéreas son una barbaridad". “¿Por qué tenemos que pagar el dinero que se ha gastado el Gobierno? ¿Haberlo pensado antes?”. Debido al incremento de tasas anunciada por el Ministerio de Fomento, en España “habrá menos gente que pueda volar”.

Pero cuando se ha mostrado particularmente dolido ha sido al recordar que Aena ha vuelto a rechazar el traslado de Air Europa a la terminal 4 del aeropuerto de Madrid. La reubicación permitiría ahorrar 20 millones al año y tiempo de viaje. “Si se ha hecho un aeropuerto sólo para Iberia que lo digan, y si no que me reubiquen. Yo quiero ir a la T4”. Hidalgo, se ha metido en el bolsillo a todos los invitados, sin excepción.