Hidalgo paga 15 millones a Orizonia

Hidalgo paga 15 millones a Orizonia

Globalia asume 81 millones de euros en deuda

Gabriel Trindade

13/12/2012 - 19:07h

Juan José Hidalgo ha dado el primer paso. El presidente de Globalia ha inyectado 15 millones de euros en Orizonia sin esperar el visto bueno de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC). Con este gesto, el empresario muestra su compromiso con la operación. El mismo que han mostrado los acreedores financieros de Orizonia quien han dado un respaldo "prácticamente unánime" en un "tiempo récord", según informan ambas compañías.

Al adelanto de 15 millones de euros que ha hecho Hidalgo, le seguirán otros 45 millones una vez la CNC dé su visto bueno a la operación. Fuentes de la compañía calculan que el organismo podría dar su bendición hacia febrero. Una vez cumplido el proceso, ambas empresas formarán un gigante del sector turístico con 2.000 oficinas de agencias de viaje --donde, según indican los sindicatos, se pueden producir varios cierres por las duplicidades--, ocho touroperadores --Travelplan, Iberojet, Solplan, Viva Tours, etc--, dos aerolíneas (Air Europa y Oberst) y las cadenas hoteleras Believe y Luabay, entre otros negocios.

La deuda de Orizonia

Globalia también se ha comprometido a asumir parte de la deuda de Orizonia con lo que se "reducirá significativamente su carga financiera". El gigante que dirige Fernando Conte acarrea una deuda de unos 600 millones de euros. Fuentes del mercado indican que Hidalgo se habría comprometido a asumir 81 millones de euros de los acreedores de la compañía de Conte.

Mientras, los ánimos en Barceló van calmándose. La familia mallorquina enturbiar el acuerdo entre Globalia y Orizonia más allá de lo que pida la CNC. Sin embargo, reconocen que sus abogados estudian lo ocurrido por si se hubiera incumplido alguna cláusula que perjudicase al grupo de Simón Pedro Barceló.

El fracaso de Barceló

Barceló, que fue el que primero se postuló para adquirir Orizonia, no logró cerrar el acuerdo ya que el fondo de capital riesgo ICG --accionista minoritario de la compañía de Conte-- bloqueó las negociaciones. Los representantes de la firma inversora en el consejo se garantizaron el veto de Société Générale (SG), que posee un paquete de deuda de Orizonia de 145 millones. El motivo era que la consideración de que la quita propuesta por Barceló era demasiado alta.