Hidalgo se explica sobre Orizonia

Hidalgo se explica sobre Orizonia

Globalia requirió al Gobierno celeridad para aprobar la operación

El fundador de Globalia, Juan José Hidalgo
Juan José Hidalgo romperá el silencio sobre la fallida operación de compra de Orizonia. El dueño de Globalia explicará este miércoles, en rueda de prensa, por qué tiró la toalla. Su retirada abocó al grupo gestionado por José Duato al concurso de acreedores.

Hidalgo hizo una oferta para quedarse Orizonia. De los 60 millones que comprometió, 15 los puso sobre la mesa. A cambio asumía el control del grupo y salvaba, al menos momentáneamente, la continuidad. La operación tenía el visto bueno de comprador y vendedor y fue puesta en conocimiento del Gobierno.

Las dudas

Sólo necesitaba superar un trámite: la aprobación de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), un organismo público independiente que garantiza y preserva la competencia en el mercado español. Hidalgo pidió al organismo rapidez, permiso para gestionar el grupo y poner el resto del dinero.

Pero la CNC rehuyó cualquier compromiso sobre cuál iba a ser su resolución final, según ha podido saber 02B. Sin la certeza sobre el dictamen, el presidente de Globalia decidió no arriesgar la integridad del grupo y desistir. En el final de Orizonia, también se pone en duda el papel del fondo estadounidense Carlyle.