Hotusa compra Wysh Travel para ser como Airbnb

Así es la página principal de Wysh Travel, la startup adquirida por Hotusa.

Hotusa compra Wysh Travel para ser como Airbnb

La hotelera adquiere la start-up de viajes personalizados y experiencias locales dentro de su programa Hotusa Ventures

Carles Huguet

BARCELONA

12/04/2017 - 06:00h

A día de hoy, ser sólo una cadena hotelera no es suficiente para las grandes compañías del sector. Cada vez son más las aerolíneas, como Ryanair, que lanzan su propio turoperador o las firmas de alojamiento, como Airbnb, que se organizan también como agencia de viajes. En esta liga quiere jugar la española Hotusa, que ha comprado la start-up Wysh Travel para incorporarla a su aceleradora Hotusa Ventures.

La adquisición, cerrada hace apenas un mes y medio, impulsará una nueva línea de negocio para la empresa. Hasta el momento, la empresa emergente pertenecía a Sonar Ventures, con sede en Madrid, que inició el proyecto hace más de dos años. Ahora pasará a ser controlada por Cesio Hotels, una filial del gigante turístico. 

La cadena presidida por Amancio López ha confirmado la incorporación, aunque emplaza a "más adelante" para desvelar los planes concretos de la compañía. No obstante, el directivo gallego ya explicó en diciembre a este medio el objetivo de Ventures: "hacer evolucionar el negocio hotelero con la adquisición de empresas emergentes". Cerodosbé no ha podido averiguar los términos económicos de la operación.

Fuentes de Sonar Ventures desmarcan Wysh Travel de las agencias de viajes al uso. Excepto el transporte, la compañía ofrece paquetes vacacionales a 16 países entre los que destacan Colombia, India, Vietnam, Kenia o Mongolia. "Lo hacemos siempre de la mano de habitantes o expertos locales", puntualizan. Queda por ver como se adaptará el servicio a la red de destinos de Hotusa.

Del mismo modo que Airbnb no tiene alojamientos propios ni Uber presume de vehículos, la start-up no quiere ser la organizadora directa de unas vacaciones. "Nuestra idea es desvincularnos de la gestión, que recaiga en manos de particulares que conozcan el destino a la perfección", añaden las mismas voces.

Además, la tecnológica alardea de personalización de los itinerarios disponibles. Pese al abanico, "todavía es pronto para hablar de volumen de negocio", advierten. La firma se encuentra más cercana a la fase de producción que a la de crecimiento y divulgación.

No obstante, Wysh Travel ya traza paralelismos con uno de los tiburones de la industria: Airbnb y su programa Trips.  La empresa de Silicon Valley complementa desde este mismo año sus apartamentos con rutas y experiencias diseñadas por ciudadanos de los destinos turísticos.