IAG absorbe Vueling para fusionarla con Iberia Express

IAG absorbe Vueling para fusionarla con Iberia Express

La operación supone valorar en más de 450 millones a la aerolínea presidida por Josep Piqué

Ismael García Villarejo

07/11/2012 - 21:02h

El consejo de administración de Iberia ha aprobado lanzar una oferta pública de exclusión sobre Vueling, de la que posee el 46%. El plan ha sido comunicado a la CNMV en un hecho relevante. La operación supone valorar a la compañía catalana en más de 450 millones de euros.

La maniobra por la que la aerolínea presidida por Josep Piqué dejará de cotizar en bolsa es el primer paso para su integración en el grupo International Airlines Group (IAG). La hoja de ruta implica la fusión de Vueling con Iberia Express. La franquicia aérea resultante será la mayor de España en vuelos de corto y medio radio.

Iberia abandonará definitivamente esas rutas en favor de la empresa resultante que hoy por hoy ya transportaría al mayor número de pasajeros, con más de 13 millones de clientes en los primeros nueve meses de este año. Incluso habría superado a la matriz Iberia.

Consenso

El máximo accionista individual de IAG, Banco Financiero y de Ahorro (BFA), a través de su filial Bankia, con una participación del 12,05%, ha dado el visto bueno a la operación. Por lo que se ejecutará una vez se cumpla el trámite en el consejo de administración que este jueves celebrará IAG en Londres. Los accionistas de la matriz resultante de la fusión entre British Airways e Iberia debatirán los últimos flecos de la operación.

De todas maneras, el banco madrileño controla, junto con El Corte Inglés, el 50,1% de los derechos de voto, frente al 49,9% del capital de los socios británicos. Además, los fondos de inversión Blackrock, Schroeder y Templeton, que poseen entre los tres otro 13% del grupo aéreo, también apoyan la absorción de Vueling.

La operación

La operación que se propondrá al mercado está condicionada a una aceptación de más del 90% del capital cotizado. El precio que se propondrá será 11 veces el resultado bruto de la compañía catalana. Este miércoles, Vueling ha informado que hasta septiembre ha ganado 42 millones de euros.

Problemas profundos

Con la absorción de Vueling y posterior fusión con Express, IAG pretende solucionar de un plumazo los problemas de estructura que, según el consejero delegado del grupo, Willie Walsh, lastran el resultado y la actividad de Iberia. Este viernes se presentan los resultados del tercer trimestre.

El consenso del mercado es que la compañía de bandera española volverá a perder una cantidad importante de dinero. El semestre lo cerró con 250 millones de euros en rojo. El ebitda contrasta con el resultado de British Airways, que ganó 13 millones y con los de la propia Vueling que consolidará el cuarto año consecutivo en beneficios. En 2012 será la única compañía aérea al sur de Europa en esta situación.

La nueva Vueling

Vueling renunció definitivamente a sus orígenes como compañía de bajo coste a mediados de octubre. Entonces presentó el nuevo plan de crecimiento que incluye 28 rutas más desde Barcelona y la clase Excellence, pensada para el viajero de negocios.

Además, adquirirá nuevos aviones que se dividirán dando prioridad a las butacas business, habrá más espacio para todos los pasajeros y ofrecerán conexión wifi. Los servicios, a la vanguardia de la industria, se presentarán bajo una nueva filosofía de marca que cederá el protagonismo “a los pasajeros”, según el consejero delegado, Alex Cruz.