Iberostar: la guerra entre autonomías perjudica al turismo

Iberostar: la guerra entre autonomías perjudica al turismo

Apuesta por utilizar la marca ‘España’ como elemento aglutinador

Iberostar lamenta que no haya una política turística unificada ante el rechazo de algunas comunidades autónomas al uso de la marca ‘España’ como "elemento aglutinador" de las experiencias distintivas del país.

El director general para España y el Mediterráneo de la cadena hotelera, Aurelio Vázquez, considera perjudicial para el sector que entre comunidades "todo el mundo compita con todo el mundo" sin crear un frente común, informa Europa Press.

Vázquez también criticó la "rigidez normativa" que perdura en el sector.

Sin financiación

La colaboración público-privada y la gestión de la experiencia fueron otros de los puntos señalados por Vázquez durante en la presentación del informe Temas candentes del turismo para 2013, elaborado por PwC.

"Si la reconversión del turismo va a depender del dinero lo llevamos claro, porque ni está, ni se le espera”.

Además, opinó que los bancos "no han apostado" por el sector turístico, a excepción del sector hotelero porque "no hay otro". Una de las fortalezas que Iberostar es el actual modelo de gestión de las grandes cadenas, que se exporta desde España. Nuestra tecnología "es mucho mejor".

Segmentación

El ámbito hotelero "ha evolucionado y segmentado", especialmente en vacacional. En urbano "pasa menos", opinó Vázquez respecto a los servicios ofrecidos en las ciudades. Aunque valoró la mejora de determinados servicios "básicos" como las salas de reuniones, los spas o la gastronomía.

El también presidente de la patronal hotelera mallorquina indicó que a pesar del aumento en la cifra de llegadas, los ingresos reales "han bajado”, generando "problema social", por lo que abogó por "no centrarse tanto en traer a más clientes, sino en que los que entren vuelvan".

Desregulación

Para conseguir esto, apuntó a la accesibilidad del producto, del cliente y a la política de transporte como claves para el sector, así como la diferenciación y una "normativa adecuada" que pasa, en su opinión, por "desregular".